Dirigentes de la Federación de Centros Vecinales (Feceve) salieron al cruce de acusaciones en su contra y señalaron que ellos no cobraron nada de los $14 millones que estaban estipulados que la Municipalidad de Salta invirtiera el año pasado en los barrios por medio del programa Presupuesto Participativo.
"Nosotros solo ayudábamos al vecino a elegir la obra de pequeña envergadura, y una vez elegida nosotros la llevábamos al Ejecutivo y ellos licitaban. Plata no veíamos en ningún momento", se defendió Emilio Gutiérrez, titular de la Feceve. El dirigente respondió a las acusaciones que habían lanzado representantes de la Federación de Centros Vecinales Municipales, una nueva entidad que busca aglutinar a los dirigentes que están molestos con la Federación.
El Presupuesto Participativo era un programa que llevó adelante la gestión del exintendente Miguel Isa, que dividió la ciudad en siete zonas. La idea era que los vecinos votarán las obras que se iban a hacer. Cada zona iba a recibir $2 millones para las tareas. El tema es que poco y nada se cumplió de esto.
Gutiérrez también apuntó al nuevo agrupamiento vecinal, Fecevemu, y dijo que "esa federación no existe porque no tiene personería jurídica".
Gutiérrez cumple su tercer mandato al frente de la Feceve. Y aclara que nunca se le cerró la puerta a ningún centro vecinal. En la provincia hay 500 centros, de los cuales 200 están en la capital.
Los dirigentes del nuevo grupo de vecinos habían señalado que Gutiérrez no podía dirigir la Federación por su cargo como coordinador de Relaciones Institucionales de la Provincia. El dirigente señaló que según el estatuto de la Federación, el puede seguir al frente porque lo que está prohibido es que el conductor sea alguien que tenga un cargo electivo, no un funcionario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


gio vergara
gio vergara · Hace 7 meses

mmm las caripela los voltea


Se está leyendo ahora