Cuanto más aislados, sencillos y pobres son los pueblos, más persistentes se muestran los rasgos de sus culturas autóctonas. Eso quedó a la vista con los 23 proyectos presentados por alumnos de las escuelas primarias de Rivadavia Banda Sur en la Feria de Ciencias zonal que se realizó en la escuela albergue 4609 del paraje Santa Rosa.
Por esos lados los años pasan y casi nada cambia. Son áreas provinciales ignotas, olvidadas y tristemente habitadas por gente muy pobre, la mayoría de la etnia wichi. Ahí los maestros salteños hacen patria, el desarraigo los castiga pero no los acobarda. Enseñan en medio de necesidades extremas, conviven en las escuelas albergue con los chicos, afrontan el choque cultural y buscan acuerdos para que las letras y los números sean posibles.
Merced a tanto empeño en enseñar, el resultado de la Feria de Ciencias en Rivadavia Banda Sur fue sorprendente. Participaron con sus proyectos de investigación las escuelas 7 de Junio de Finca El Milagro; la 4308 del paraje El Cocal; el Núcleo 135 del Nivel Inicial; la 4856 de Misión wichi La Unión "Lhayis Phante"; la escuela Misión wichi 4820 de la localidad de Rivadavia; la Independencia Argentina de La Unión; la Diego Lucero, también de Rivadavia; la escuela del paraje Media Luna; y la 4609 de Santa Rosa, que ofició de anfitriona y organizadora de la feria.
Su directora, Yony Edith Aranda, expresó: "Es la primera vez que el departamento es sede zonal y convocaron a la escuela para ser organizadora y anfitriona del evento que fue un éxito total con la participación de 23 proyectos de investigación del nivel primario. Estamos muy satisfechos con la feria, ya que sirve para reflexionar sobre cuánto ayuda este tipo de eventos, con procedimientos propios de la ciencias y la tecnología, a estimular a los chicos de la zona en su capacidad de asombro y de curiosidad, y a ser protagonistas del futuro, que sin dudas tiene que ser mejor". Aunque varios proyectos merecían ser seleccionados para representar a Rivadavia Banda Sur en la instancia provincial, la comisión evaluadora conformada por 14 profesores capacitados por la Secretaría de Ciencia y Tecnología, debieron elegir solo dos: el de la Escuela Independencia Argentina "Hágalo usted mismo" que apunta a la problemática ambiental a causa de la basura y propone técnicas de reciclaje; y el otro proyecto es el de la escuela 4609 de Santa Rosa "Una familia diferente en el monte chaqueño" que se enfoca en la recuperación ancestral de distintas plantas originarias alimenticias como la algarroba negra y la flor del chaguar, y hace hincapié en una planta parasitaria que la escuela hizo investigar con profesionales de la UNSa, la Hydnora africana, originaria de África que supo ser un gran alimento para los wichis de la zona.
i_ETS160816-015F05.jpg
Stand de la escuela 4609 Santa Rosa.
Stand de la escuela 4609 Santa Rosa.

Proyectos

Yony Aranda, la directora de la escuela anfitriona de la Feria de Ciencias, detalló con mucho empeño las presentaciones de las escuelas, dejando al desnudo el talento de los alumnos y el gran empeño de sus maestros. La escuela de La Unión "Lhayis Phante" presentó "Misión posible I", referido a la recuperacion de temáticas ancestrales perdidas, sobre todo de la lengua wichi. La escuela 7 de Junio expuso "El enemigo en casa", basado en la problemática del dengue. La 4609 de Santa Rosa, presentó tres proyectos: "Cuestión de género" sobre el maltrato hacia el niño adolescente varón; "El niño y su amor por el fútbol"; y "Una familia diferente en el monte chaqueño" (proyecto seleccionado). El Núcleo 135 de Nivel Inicial propuso "Reciclar para crear arte"; y "Manos a la obra" que propone fabricar juegos y juguetes con materiales reciclables. La escuela de la Misión wichi de Rivadavia trabajó con "El alcoholismo en la adolescencia", "Pequeños agricultores", "Manos limpias, menos enfermedades"; y "El saber ¿qué desconoces? Me ayuda a ayudarte", referido a la necesidad de combatir la desnutrición infantil. La escuela de El Cocal presentó "Moldeando esperanzas", enfocado en la recuperación de técnicas de alfarería ancestral wichi. La escuela Diego Lucero expuso "Las plantas que curan"; "Conectados con la tecnología, desconectados de la familia"; y "El pasado me enseña", que apunta a una investigación de las primeras familias de la zona. La escuela Independencia presentó seis proyectos: "Etiquetando niños"; "Cuentos con títeres"; "Ventilando lo tecnológico; "Usa aloe y verás"; "Sobreviviendo bajo el sol: el yacaré"; "Hágalo usted mismo" (el otro proyecto seleccionado). Finalmente, la escuela de la Media Luna presentó "Fuerte como el quebracho" y "Cosechando agua" que responde a la problemática de la gran sequía del impenetrable chaqueño y las posibles técnicas para recoger y almacenar agua.
Y así son los wichis y criollos de nuestro interior. En esta feria de ciencias se los pudo ver. Componen un espacio sorprendente que cuesta descubrir en toda su complejidad, tal vez primitiva, pero plagada de dioses, magia, música melancólica y arte que nace del entrañable corazón de América.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora