Julio Jalitdespachaba combustible en Pichanal. En pocos años como intendente concentró una fortuna al comprar diez fincas en ambas márgenes de la ruta 53, camino a Padre Lozano, (San Martín) y en Pozo del Cuico (Orán).

Como informó en su momento El Tribuno, desde 2009 fue objeto de infinidad de denuncias por enriquecimiento ilícito, malversación de fondos e incumplimiento de deberes en la Justicia ordinaria y federal. La compra directa de las 44 hectáreas para el - aún inexistente - parque industrial, por la que se pagaron $ 4.123.284 a la empresa K y M fueron otro motivo de escándalo.
Esa compañía era la empleadora de Jalit y se quedó con una franja de once hectáreas, que se valorizarán cuando allí lleguen gratis la infraestructura de gas, caminos y servicios industriales. Desde que asumió, el intendente se aseguró la administración discrecional de fondos. El 15 de enero de 2004 declaró por resolución la autonomía de la tesorería municipal. Expeditivamente, se liberó de rendir cuentas de ejecuciones presupuestarias y el destino de los recursos que recibe de Nación y Provincia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...