Empezó la cuenta regresiva. Ya están en camino Melchor, Gaspar y el negro Baltasar. Este año, la fundación Hope volverá a agasajar a los niños y niñas en un día especial. Para ello, necesitan el apoyo de los salteños a quienes les solicitan la donación de juguetes y de distintas golosinas.
Desde la fundación estiman que en el festejo por los Reyes Magos, que se concretará el miércoles en el club Popeye, participarán unos 150 chicos y chicas.
Fátima Pedroza, voluntaria y encargada de eventos y entretenimiento de la entidad, dijo ayer que se están ultimando detalles de los shows que se presentarán ese 6 de enero.
La fundación Hope asiste a niños y niñas que padecen distintos tipos de cáncer. Pedroza informó que los reyes también visitarán a los chicos que no puedan moverse de la sala oncológica del hospital Materno Infantil. Y se les guardará los obsequios a aquellos pequeños del interior que durante esa jornada estén en sus localidades.
Aquellos que desean colaborar con juguetes y golosinas lo podrán hacer hasta el martes en la Casa Albergue, ubicada en Alvear 1370 o llamando al 4228082. Se necesitan juguetes para todas las edades. Los obsequios serán distribuidos durante el festejo que se realizará el próximo miércoles en las instalaciones del club Popeye.
"Queremos que los niños no pierdan la ilusión, que le demos un poco de alegría. Será una fiesta para toda la familia", agregó Pedroza.
"­Doná un juguete y revivamos junto a los más chicos la magia de los Reyes Magos!", reza el mensaje para captar donaciones.
Desde el equipo de trabajo de la entidad se detalló que aquellos salteños que desean colaborar con juguetes y golosinas lo podrán hacer hasta el martes en la Casa Albergue, ubicada en Alvear 1370 o llamando al 4228082.
Se necesitan juguetes para chicos desde un año hasta 16.
"Queremos brindar un momento especial a los niños y sus familias, esta época es muy esperada por los chicos, la ilusión está muy presente en ellos", reiteró Pedroza.
Otros festejos
El pasado 23 de diciembre, la fundación Hope organizó para los chicos y chicas la llegada de Papá Noel en el club Popeye. El conocido hombre del Polo Norte trajo más de 100 bolsitas con regalos en el marco de la Navidad.
El mes pasado se realizó una campaña solidaria con la que se buscaba la donación de adornos navideños. Así, los niños de la fundación junto a sus padres armaron el árbol de Navidad y adornaron la institución. Desde la comisión directiva agradecieron "la colaboración de todos los corazones solidarios que a través de los medios de comunicación se informaron y se acercaron a la casa albergue para dejar las donaciones".
"Se vive un tiempo muy especial, las salas y habitaciones están adornadas y el espíritu navideño es muy hermoso para la familia de Hope", había expresado días atrás Mónica Ferro, psicóloga de la institución.
Durante todo el año, la entidad lleva adelante acciones para los niños con cáncer, quienes van al teleférico o al cine en grupo. El día de cumpleaños de cada paciente se le regala una torta y las celebraciones colectivas se realizan cada dos meses. Desde abril del año pasado, Hope tiene su nueva casa en inmediaciones del hospital Materno Infantil. Fue un sueño cumplido de Guadalupe Colque, presidenta de la fundación, quien en 2014 fue galardonada como "la abanderada solidaria" de todo el país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora