El juez federal Ariel Lijo pidió a la Unidad de Información Financiera (UIF) que "con carácter de urgente" informe si se registraron operaciones sospechosas de la fundación SUMA, que encabeza la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien es investigada por el origen del dinero que le robaron en su domicilio particular.
En tanto, el juzgado pidió al Banco Central de la República Argentina (BCRA) información sobre cuentas, plazos fijos y productos bancarios de la Fundación SUMA, pues Michetti dijo que 200 mil pesos que le robaron fue una donación recibida en esa entidad.
Lijo pidió que la UIF informe sobre la existencia de reportes sobre SUMA o bien que haya recibido información de otros organismos antilavado del exterior. Por otra parte, el juez ordenó que se levante el secreto bancario y requirió al BCRA que emita una circular "D" a todas las entidades bancarias, financieras y cambiarias para que informen si la fundación "SUMA para el diseño de políticas públicas con visión estratégica" "registra cuentas o productos (plazos fijos, cajas de seguridad, etc.), así como también si se han registrado operaciones y/o transferencias a su nombre o el de cualquier persona física".
Lijo quiere saber los servicios contratados; detalle de todos los cotitulares, firmantes, apoderados (y, de corresponder, accionistas, directores y representantes), debiéndose informar sus datos filiatorios (nombre, apellido, documento, nacionalidad, domicilio, etc.).
También "deberá comunicarse a esta sede la totalidad de las operaciones de cambio de divisas que haya realizado la persona jurídica mencionada".
Michetti afronta una causa penal a raíz de la denuncia del abogado Leonardo Martínez Herrero y los diputados kirchneristas Rodolfo Thailade y Juan Cabandie: es por el origen supuestamente dudoso de 245.000 pesos y 50 mil dólares que le robaron de su casa particular en noviembre pasado y por el cual está acusado un integrante de su custodia, David Juan Pablo Cruzado.
La vicepresidenta ya dijo públicamente que los 200 mil pesos eran de una donación que recibió la Fundación SUMA, que ella preside; que 45 mil pesos eran para pagar una refacción en su casa, y que los 50 mil dólares le habían sido prestados por su pareja, Juan Martín Tonelli Banfi, para pagarle un posgrado a su hijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora