¿Podría cerrarse o reducirse la brecha de desigualdad en Salta y demás provincias marginales de la Argentina?
En anteriores notas se planteó también el tema de la brecha de desigualdad y se señalaba entonces que una de las explicaciones de su existencia es la diferente velocidad de crecimiento de distintos sectores económicos y sociales. En tanto el sector de trabajadores con formación encuentra demanda por sus servicios, los salarios en este sector probablemente se mantendrán constantes en términos reales, y podrían aumentar si la demanda de trabajo creciera, como se espera que ocurra en los próximos meses y años.
En el sector de trabajadores con menor formación laboral, la demanda de trabajo es más reducida a la vez que la oferta de trabajo crece muy rápidamente, ya que "producir" un trabajador formado exige muchos años, en cambio obtener un trabajador de baja calificación sólo requiere que se abandone la escolaridad, cosa que lamentable y trágicamente es una realidad en Salta. El resultado de una baja demanda y una oferta que crece a mayor ritmo no puede ser otro que una tendencia a la baja en la retribución de los trabajadores de baja calificación respecto a los de mejor y mayor formación.
Adicionalmente, si la tasa a la cual crece la actividad productiva en el sector de alta calificación es mayor que la del otro sector, la brecha de desigualdad tenderá a aumentarse, lo que es fácilmente demostrable porque si cada sector produjera el 50% del producto bruto y este valiera 100, si ahora el sector más calificado aumenta su producción en 10 y el otro en 5, el producto bruto pasaría a ser 115, pero la nueva participación del sector calificado sería del 52%, o sea, la relación de 60 a 115.
Claramente, la mala o inexistente política educativa de Salta se lleva el primer premio en cuanto a su responsabilidad en la deserción y desgranamiento de la población estudiantil de la provincia.
Se necesita una política revolucionaria, en sentido literal, esto es que cambie radicalmente el actual sistema educativo, establezca escuelas y colegios de excelencia, incluyendo también un sistema de incentivos para los docentes, comenzando en las escuelas de mayor fragilidad y tomando las escuelas de mejor performance como variable de control, esto es, manteniendo allí el sistema actual. Esto sin duda permitiría cambiar el actual estado de cosas y proporcionaría a toda la población de niños y adolescentes una educación de vanguardia. Sin embargo, es claro que los resultados de esta propuesta recién se observarían dentro de muchos años y, mientras tanto, es necesario pensar en soluciones de corto plazo para quienes, además de estar marginados en términos de oportunidades, carecen de lo básico.
Junto a esta estrategia de largo plazo, es necesario proporcionar respuestas en lo inmediato, y una fácil y que resuelve las necesidades básicas insatisfechas a la vez que proporciona ingresos genuinos a los trabajadores involucrados, es la obra pública, y si esta se ejecuta con una dinámica que represente una tasa de crecimiento por encima de la media provincial, claramente, además de proporcionarse empleo a quienes no lo tienen, a la vez que se incorporan mejorías objetivas en su bienestar al construirse viviendas, escuelas, desagües, agua corriente, etc. que benefician directamente a estos sectores postergados.
El principal responsable de las iniciativas propuestas es el Estado, que debe iniciar un programa educativo similar o superador que el que se propone, a la vez que debe producir un reordenamiento inmediato en lo administrativo, cortando el ingreso sistemático e indiscriminado de personal a ritmos que exceden el crecimiento vegetativo de la población, y volcando esos ahorros e ingresos nuevos que se generen en la obra pública y la reforma educativa.
Es necesario que previo a ello se introduzca una reforma política de fondo, que habilite el acceso al gobierno a quienes estén menos interesados en aferrarse al poder aumentando los "votos cautivos" de los empleados públicos, y más en el bienestar de sus comprovincianos. Güemes, a quien recordamos este mes, compartiría esta iniciativa porque demostró que tenía el coraje de llevarla a cabo, a la escala de su tiempo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora