En los hogares de personas solteras, en los que se cocina poco, la nevera de varios compartimentos permite tirar menos comida, ya que conserva cada alimento a su temperatura ideal. Descongelar la heladera o el congelador es una obligación molesta. Sin embargo, desde el punto de vista de la industria, pasar por eso es una antigedad: para ello están los electrodomésticos con tecnología no frost. Además, el mercado ofrece ahora artefactos con varios compartimentos para que los alimentos duren más. Pero, ¿tienen sentido estas funciones?
Compartimientos
Tienen varios compartimentos que se pueden programar a distintas temperaturas y con distintos niveles de humedad. En la zona de cero grados hacen un máximo de dos grados, temperatura ideal para carne picada, fiambres y pescados. Todos estos productos duran hasta tres veces más en un cajón así. Por otra parte, los compartimentos secos con alrededor del 40 por ciento de humedad son ideales para envasados. Las frutas y verduras, en cambio, se ponen feas en el cajón de cero grados con humedad.
En los hogares de personas solteras, en los que se cocina poco, la nevera de varios compartimentos permite tirar menos comida. Si bien este artefacto consume más energía que un modelo común, la diferencia queda compensada por el dinero que se ahorra no tirando alimentos a la basura.
Función no frost
Muchas personas son escépticas cuando se habla de no frost. Estas heladeras cuentan con un ventilador que hace circular el aire al interior del aparato y evita la formación de hielo. La realidad es que se trata más que nada de una función relacionada al confort, ya que a nadie le gusta tener que descongelar la heladera.
Con un artefacto no frost, basta con pasar un trapo. Sin embargo, este tipo de artefactos consumen entre un 10 y un 30 por ciento más de energía que los comunes. Además, son mucho más caros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora