Al pie del histórico algarrobo de la localidad de Campo Santo fue homenajeada la heroica Gertrudis Medeiros de Fernández Cornejo, al cumplirse una fecha más de su natalicio. Estuvieron presentes autoridades municipales y provinciales.
Doña Gertrudis fue una de las más destacadas luchadoras de la Independencia. "Su nombre debería formar parte de las mujeres destacadas que figuran en la sala de la Casa Rosada. Estamos trabajando en ello, pero primero debe ser reconocida a nivel local, estos actos en el que los estudiantes son protagonistas tienen ese sentido", dijo el intendente Mario Cuenca.
Gertrudis Medeiros nació el 9 de abril de 1780 en Salta. Contrajo nupcias con Juan José Fernández Cornejo, hijo del fundador del Ingenio San Isidro. Se afincaron en Campo Santo en medio de un clima social turbulento. La muerte de Juan J. Fernández Cornejo a temprana edad obligó a Gertrudis a hacerse cargo del ingenio.
Apoyó abiertamente al Ejército patriota al mando del general Manuel Belgrano, le hizo frente a los mismos realistas con un ejército de peones hasta que fue arrestada por los españoles en 1814. Fue atada a un viejo algarrobo durante días y luego llevada prisionera a Jujuy, donde colaboró con la causa como espía, informando al general Güemes sobre los movimientos realistas, información valiosísima que Güemes supo aprovechar en su guerra de guerrillas.
Gertrudis pudo escapar y regresó a Campo Santo. Con mucho pesar vio que todo estaba destruido, tomó a sus dos hijas y se marchó, perdiéndose en la historia.
Nadie supo de su destino ni cuando murió. Solo quedan los actos heroicos puestos de manifiesto en beneficio de la causa independentista en las luchas por la libertad en el siglo XIX en América Latina.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia