La Policía Federal deBrasilencontró una caja de seguridad del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en una sucursal del Banco de Brasil en San Pablo. Dentro de la habitación se almacenan 186 artículos, incluyendo regalos, monedas y joyas acogidas por Lula durante sus dos mandatos al frente del Gobierno brasileño.
La pesquisa de lo que en el país ya denominan el "tesoro de Lula" se inició el 8 de marzo y a pedido del Ministerio Público, luego de que se incautara un documento en la sede del Partido de los Trabajadores.
La caja fuerte está a nombre de la exprimera dama Marisa Leticia y su hijo, Fabio Luis Lula da Silva. De acuerdo con el relato de los empleados del banco a la Policía, las piezas encontradas llegaron al lugar el 23 de enero de 2011. "No hay ningún costo de almacenamiento para el responsable del material", según la declaró un gerente de banco.
Entre los 186 artículos encontrados hay joyas, monedas y otros regalos que recibió Lula durante sus dos períodos (2002-2010) al frente de la nación. Entre los elementos almacenados en la bóveda hay monedas de oro con los símbolos del Vaticano, una imagen sagrada hecha a mano en plata y piedras preciosas, un crucifijo de madera, un camello de oro y una daga de oro con empuñadura de marfil tachonado de rubíes.
La mayoría de los objetos tiene el sello original de la Presidencia. O Globo tuvo acceso al documento que especifica esto, el cual fue anticipado por el sitio web de la revista Época en la tarde del viernes pasado.
La policía encontró la caja después de hallar en el departamento de Lula un documento titulado "Acuerdo de transferencia de responsabilidad (custodia 23 cajas selladas), de 19 de marzo 2012".
Entre los responsables de la entrega del material aparece el nombre de Rogério Aurelio Pimentel, asesor especial del expresidente, citado a declarar por la Policía de Brasil la semana pasada.
El crucifijo de madera hallado en la caja fuerte generó polémica en internet desde que el exlíder salió de la Presidencia.
La pieza fue un obsequio de José Alberto de Camargo, exdirector del Instituto de la Ciudadanía, al expresidente de Brasil.
El juez Moro, que investiga el caso de lavado de dinero "lava jato", autorizó abrir el cofre para "reunir pruebas en relación a posibles ilícitos criminales en relación con el expresidente Lula y asociados".
La localización del tesoro trasciende luego de la detención del expresidente el 4 de marzo en su residencia particular, donde la Policía Federal tomó una lista de los bienes en poder del Banco de Brasil.
Las cifras en las que están valuadas las piezas no se dieron a conocer todavía, pero se las estima millonarias.
De esta manera, el mandatario brasileño está cada vez mas complicado con la Justicia de su país, debido a los malos recursos durante sus gestión y se comenta que hay muchísimo dinero sucio en juego.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...