Desde que las famosas "gorrudas" del Cofruthos anunciaron que dejan de vender la hoja de coca, la de coquear, para dedicarse a otra actividad, la situación para los coqueros salteños empeora cada día que pasa.
Volvieron a aumentar los precios de la hoja de coca y ya no es negocio vender.
Los márgenes de ganancia se achicaron y los vendedores reciben hasta cinco kilos por día para trabajar.

Sigue la suba

En esas condiciones el precio volvió a subir en todos los quiosquitos de la ciudad capital. Ahora el cuarto kilo de la coca común se fue a los 165 pesos; aproximadamente un 50 por ciento de aumento en un mes, ya que para esta misma fecha, pero de agosto, costaba 110 pesos.
La seleccionada es ahora un objeto de lujo. En un mes se fue de los 180 pesos el cuarto kilo, a los 250 pesos, es decir un 40 por ciento de incremento en menos de tres semanas.
Si sigue subiendo el precio de...
Ahora, cómo se explica que en la frontera el precio se mantuvo inalterable y en la ciudad capital llegó a precios imposibles para el bolsillo de muchos.
El incremento de los precios comenzó tras los 18 allanamientos que Gendarmería Nacional efectuó en Salta capital, Orán y Pichanal realizados durante los primeros días de septiembre.
Los procedimientos librados por las fuerzas de seguridad, tras la orden emitida desde el Juzgado Federal de Orán, a cargo del magistrado subrrogante Gustavo Montoya, secuestraron casi 1.600 kilos de hojas de coca, en el marco del Operativo Fronteras, que está bajo la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich.
Luego los allanamientos siguieron en Salta en los comercios más tradicionales en donde se podía conseguir la hoja ancestral.

En quiebra

Esos locales están hoy al borde la quiebra o de cambiar de rubro por el poco margen de ganancia que les queda.
"Yo cierro al mediodía porque ya no tengo más que vender. A mi me traen 5 kilos y eso es insuficiente. Además el precio se fue por la nubes y yo no puedo trasladar esa suba a mis clientes porque ya no vendrían más a comprarme. Entones cierro todo, me compro un camión y con eso voy a laburar", dijo el hombre grande ya que tiene su venta de coquita en la Entre Ríos, en zona "cuerva".
Las grandes pérdidas producida por las fuerzas de seguridada de la Nación hicieron que los proveedores intenten recuperar lo secuestrado durante este mes.
"Yo tendría que vender el cuarto de la común a 180 pesos", dijo uno de los que tiene la mejor paceña cerca del Quirquincho, en zona norte. Sin embargo la vende a 150 pesos y se constituye como el mejor precio de Salta; aunque resigna la ganancia.

Menos

En donde recupera algo es en la venta al por menor. Hasta agosto el hombre te daba, por 20 pesos, 60 gramos. Hoy, por los dos marrones con la cara de Belgrano, solo carga en la bolsa verde unos 30 gramos.
Se puede llegar a decir que en los desbandes de precios siempre el que más paga es el pobre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


gio vergara
gio vergara · Hace 2 meses

El negocio es de gendarmería que aumentó la "cuota mensual" a los contrabandistas y vendedores.

RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 2 meses

TIPICO COMENTARIO PELOTUDO SIN FUNDAMENTOS E INJURIOSO DE UN ARGENTINO QUE COMENTA POR EL SOLO HECHO DE TIRAR MIERDA A DONDE CAIGA.


Se está leyendo ahora