La política es el arte de conocer las necesidades de la gente, construir con ellas políticas públicas e implementarlas a través de instituciones republicanas.
Un proyecto de gobierno se construye desde las necesidades y se ejecuta desde la planificación.
Eso requiere dos condiciones básicas: independencia económica e instituciones sólidas.
¿Es la Argentina que recibe el nuevo gobierno una república independiente? La respuesta es compleja.
Argentina atraviesa uno de sus peores momentos institucionales y económicos.

La megadeuda
El kirchnerismo deja las "arcas" vacías y una creciente deuda pública que supera los 303.000 mil millones de dólares. En 2016 deberemos afrontar 60.000 mil millones de dólares de refinanciaciones, deuda energética, pagos a los holdouts, deudores que por un motivo u otro no firmaron la demanda en Nueva York pero que están amparados por la cláusula de "iguales condiciones" y otros tenedores de deuda que se encuentran a la espera de lo que pueda pasar.
Esta es solo una parte de la herencia kirchnerista. La política económica implementada llevó a que medio país hoy dependa del Estado: 4,4 millones de empleados públicos, 9,7 millones de jubilados y 4,3 millones de subsidiados. Multiplicados por los beneficiarios indirectos (3 o 4) nos permite advertir porqué el presupuesto no alcanza. Veamos.
En 2016 ingresará al Estado (fruto de nuestros impuestos) un billón seiscientos mil millones de pesos. Sin embargo, el gasto público anual es un billón setecientos mil millones de pesos. El kirchnerismo dejará el Estado con más gastos que ingresos. Solamente los empleados públicos, jubilados y subsidiados se llevan anualmente un billón quinientos mil millones de pesos. Como si esto fuese poco, el 30 de noviembre de 2015 (decreto 2535/15) Cristina Kirchner tomó 133 mil millones de pesos de las cuentas de Anses y de las reservas del Banco Central. No se sabe adónde fue ese dinero. Sí se sabe que Mauricio Macri deberá devolverlo antes de marzo de 2016.
Es tan ineficiente el Estado que por cada $100 que gasta, $60 son para cubrir costos administrativos. De los 60.000 mil millones de pesos que el Estado gastó en Educación durante 2015, $40.000 millones se fueron en gastos administrativos. Por eso los cielorrasos de las escuelas se derrumban, los niños toman clases sentados en el piso y los directores le piden a los padres que colaboren con tizas para escribir. En promedio (Nación - provincias), el 75% de los presupuestos para salud y educación se usan para pagar sueldos.
Con una deuda de 303.000 mil millones de dólares, 350 mil millones de pesos de déficit fiscal y la mitad de los argentinos trabajando para la otra mitad, indudablemente Argentina no es independiente.

La otra megadeuda
¿Es Argentina una República con instituciones reales? Los legisladores que asumieron juraron por Néstor, Cristina, Perón y Evita. Con Cristina podrán consultar directamente. Para los otros necesitarán un médium. La historia los recordará como los "levanta-manos". ¿Y el Poder Judicial? El kirchnerismo asesinó un fiscal, denunció penalmente a otros y amenazó a jueces federales. Algunos jueces, con poca preparación y un gran vacío moral, rinden culto a presidentes y gobernadores. Un juez necesita integridad moral y capacidad intelectual. ¿Cuántos la tienen en Argentina?
Otra institución de la República, el Banco Central, fue saqueado por el Ejecutivo nacional. Los gobernadores vendieron su provincias a cambio de protección política. Tanta sangre derramó la lucha por el federalismo y ellos lo cambiaron por algunos cargos y un puñado de monedas. Indudablemente Argentina tampoco es República. Macri recibe un país con las arcas vacías, una deuda inmensa e instituciones destruidas. Recibe jóvenes que saben usar el celular pero no leer ni escribir. Recibe adolescentes con el cerebro destruido por la droga. Recibe generaciones que nunca "debieron" trabajar para vivir. Recibe legisladores que juran por fantasmas y jueces amenazados. Gobernar desde las ruinas será su primer desafío. Pero tiene un segundo gran desafío...

La independencia perdida
Si la independencia de 1810 fue real, la perdimos en el camino. Inventamos próceres que parecen salidos de un cuento de hadas. Argentina no necesita héroes de bronce ni fábulas históricas. Necesita gobernantes de carne y hueso que conozcan los problemas y planifiquen soluciones. Necesita legisladores prudentes y capacitados. Necesita jueces sabios y valientes.
Quiénes gobernaron Argentina desde 1930 hasta hoy, en nombre de la justicia social sembraron pobreza, odio e ignorancia. Se llenan la boca hablando de democracia, pero si un legislador pide la palabra lo acusan de conspirador. Se jactan de haber construido escuelas, pero colocan sus fotos en las aulas como si fueran dioses vigilantes. Por eso y mucho más, Argentina es hoy solo una idea. La que soñó San Martín, la que escribió Alberdi, la que quiso hacer realidad la generación del 80. Después, esa idea fue postergada por la mayoría de los gobiernos peronistas y las dictaduras.
Siglos atrás, un príncipe angustiado porque recibía un reino destruido consultó a su asesor cómo explicarlo a su pueblo. Su asesor se llamaba Nicolás Maquiavelo (1469-1527) y le aconsejó: "Mírales a los ojos y diles la verdad: que tus antecesores mintieron y que deberás construir este Reino desde un principio".
Tal vez Macri debería mirar a los ojos a los argentinos y decirles la verdad: "Les mintieron durante 200 años. No somos libres, ni tenemos instituciones. Pero juntos lograremos la independencia y construiremos la República".
Decía Ortega y Gasset: "En tanto alguien crea en una idea, la idea vive". Mataron niños por desnutrición, asesinaron fiscales y llenaron de drogas las calles. Pero la idea vive. Argentina está viva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


David  Espinosa
David Espinosa · Hace 11 meses

Muy buena nota, un panorama terrible pero real, podrá Macri con esto? Estamos en presencia de un Pais quebrado que vive de prestamo en prestamo y que cada vez se hunde mas, si a esto agregamos la Corrupcion es realmemte para preocuparse. Me parece muy bueno decir la verdad, seguramentre al principio será duro, pero el resultado final otro. Hay que ser positivos y tener fe.

Julian Centella
Julian Centella · Hace 11 meses

¡¡¡ EXCELENTE !!! ¡¡¡ IMPLACABLE !!! Atonito... Ante una verdad que no tiene ninguna contrariedad Es derecho el analisis. Dr. NALLAR: LEO CASI TODOS LOS DIARIOS DEL PAIS Y A POLITOLOGOS, ESTOY SEGURO QUE UD, ES EL PRIMERO EN MOSTRAR UNA REAL SINTOMA DE NUESRO PAIS ¿¿¿ VERAN ESTA REALIDAD NUESTROS GOBERNANTES ??? Gracias por confirmar mis analisis.

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 11 meses

Una nota Extraordinaria. Felicitaciones, Dr. Daniel Nallar.


Se está leyendo ahora