Los peritos argentinos que se encuentran en Ecuador a pedido de los familiares de las mochileras mendocinas asesinadas en Montañita confirmaron que la identificación de las víctimas llevará "de diez a quince días". El comisario Inspector de la Policía Federal Argentina y jefe de departamento "identificaciones Personales", Daniel Guglielmo, señaló al ser consultado por el programa "Poné Primera", que se emite por Radio Nacional, que se encuentran allí para darle "tranquilidad a la familia", quienes descreen de la versión oficial de las autoridades ecuatorianas. "Nuestra misión es extraer material biológico para análisis.
Vamos a llevar las muestras a Buenos Aires para cotejar con material de las madres", puntualizó. "Los resultados van a estar dentro de 10 a 15 días", agregó.
El especialista indicó que las dudas de la familia de Marina Menegazzo y María José Coni, surgen por la imposibilidad de reconocer los cuerpos "ante el estado en que estaban". "Acá la temperatura es muy alta y húmeda, por eso los cuerpos se pudren", dijo. Guglielmo explicó que ninguno de los familiares pudo confirmar que se tratara de Marina y María José. Además, el comisario señaló que la presencia de los especialistas argentinos tiene por objetivo colaborar en la investigación con sus pares ecuatorianos. "Vinimos con una misión de cooperación humanitaria. La orden del Ministerio de Seguridad es que colaboremos".
Por su parte, el médico legista Javier Ureta Saenz Peña, explicó que "no tuvimos acceso a los protocolos de autopsia de Ecuador" para estudiarlos y determinar si las lesiones que registran fueron provocados en el momento de la agresión o luego cuando fueron manipulados por las autoridades. "Las lesiones pudieron ser posteriores a las muerte. Ayer tomamos las muestras biológicas". Agregó que "según las autopsias uno de los cuerpos presenta golpes muy importantes a nivel de cráneo y otro cuerpo una lesión punzante a nivel del cuello, que llegaba hasta la médula".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora