Los obispos argentinos enviaron hoy un mensaje de Navidad, en el que advirtieron que "cuesta creer que a uno de cada tres argentinos le falte comida, trabajo, salud y educación" e hicieron un llamado "apremiante" a quienes tienen "algún grado de decisión en la economía", para que "inviertan en fuentes de trabajo dignos y bien remunerados".

"Hacemos un llamado apremiante a los que tienen algún grado de decisión en la economía argentina, para que inviertan en fuentes de trabajo dignos y bien remunerados", señalaron los obispos y advirtieron, acto seguido, que "los cálculos mezquinos, la especulación financiera y la subordinación del bien común a intereses electorales, no responden a las expectativas y hacen mucho daño al país".

En el cierre de la 175º Reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), los obispos insistieron, además, con el ejercicio del diálogo ante las dificultades que afronta el país para así "fortalecer la aún frágil convivencia ciudadana".

"Como pueblo necesitamos sentarnos a la mesa, disponernos para el diálogo responsable y permanente, y así fortalecer nuestra aún frágil convivencia ciudadana. Que nadie se sienta excluido de esta invitación, porque la hora de la Patria reclama de todos gestos de grandeza", subrayaron en su pronunciamiento,

Encabezados por el presidente de la CEA, el arzobispo José María Arancedo, los religiosos remarcaron que "nada es fácil en la Argentina de ayer y de hoy, sobre todo para los que dependen de uno o dos sueldos, y ni pensar si la familia con varios hijos está al margen del sistema laboral y previsional".

"Ahí nuestra Nación muestra su peor rostro, porque cuesta creer que en la tierra bendita del pan, a uno de cada tres argentinos le falte comida, trabajo, salud, educación e igualdad de posibilidades para progresar. Las estadísticas visibilizan el número de los pobres, pero nunca alcanzarán a reflejar el dolor, la angustia e indignación de los padres que no pueden sostener a sus familias", advirtió el texto oficial, al término de la última reunión del año de la cúpula del Episcopado.

Y agregó que "la emergencia social, declarada hace unos días por el Estado Nacional", los excusa de "dar más ejemplos" y "comprueba esta cruda y cruel realidad que hoy padecen muchos compatriotas".

De todos modos, la Iglesia insistió en su mensaje de esperanza ante las Fiestas que se acercan: "El Hijo de Dios, recién nacido, nos recuerda que somos hermanos para que no perdamos la esperanza de un renovado encuentro fraterno entre los argentinos. Entonces sí podremos desear: ¡Feliz Navidad para todos!", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan topo
juan topo · Hace 1 mes

Curas hijos de la gran puta piden trabajo digno y el puto vaticano lava plata de la mafia a rolete xq no dan un poco de los muchos millones que tienen para los pobtes

Nestor  Leites
Nestor Leites · Hace 1 mes

Tomense un avion a Sta Cruz y pidanle explicaciones a una Sra. Cristina F. de Krichner... seguramente ella y todos sus ex funcionarios le van a saber responder.


Se está leyendo ahora