La Iglesia católica le envió un mensaje al gobierno de Mauricio Macri a través del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), al anunciar un fuerte aumento de la pobreza en el país. Sin que el INDEC se haya recuperado aún de la devastación kirchnerista, el observatorio que dirige el sociólogo Agustín Salvia se convirtió en el referente obligado de las estadísticas que miden los niveles de pobreza e indigencia en la Argentina e inclusive sus cifras fueron citadas por el propio Macri.
Según el estudio, casi un tercio del país se encuentra en situación de pobreza, que afecta al 32,6% de la población, y se debe a la devaluación y el ajuste de precios.
Si bien Cristina Kirchner dejó 11 millones de pobres en diciembre, al 1 de abril, según la proyección de la Universidad Católica, ya son casi 13 millones los pobres y seguramente esta situación no es lo que los obispos argentinos quieren, ni el papa Jorge Bergoglio. La presentación de los números se hizo en el Edificio San José de la UCA, cuyo rector, monseñor Víctor Manuel Fernández, es el primer presbítero que fue ordenado arzobispo por el Papa Francisco, a quien está muy allegado.
A mediados de abril se reunirá la Conferencia Episcopal Argentina y no se descarta que tal vez se produzca alguna mención al ríspido tema en algún documento de los prelados argentinos.
Por ahora, oficialmente, la Iglesia hace silencio, los números hablan por sí solos. Salvia tuvo algunos conceptos durante la conferencia de prensa, por ejemplo afirmó que 'el mercado de trabajo está afectado' y también dijo que 'hay un problema social'. Un dato significativo es que es la primera vez que el Observatorio realiza una 'proyección' como Salvia admitió: 'No tenemos una encuesta de marzo', pero por el 'proceso inflacionario decidimos proyectar el primer trimestre que en rigor llega hasta hoy 1 de abril'.
Expresó que sólo actualizando la canasta de precios era suficiente, por lo que tomaron el índice de alimentos y bebidas: 'Hicimos proyecciones estadísticas que constituyen un piso'. En marzo más de 400 mil personas fueron sumadas a la indigencia y en abril descendió levemente a 350 mil y están incluidas en las personas en situación de pobreza.
Tampoco pasó inadvertida la reiteración de un concepto de Salvia: 'Estamos subregistrando', porque en la proyección no incluyeron los datos de aumentos de tarifas de servicios domiciliarios y de transporte. En el análisis no tomaron en cuenta 'otros factores de riesgo sobre la indigencia y la pobreza como son las cesantías o pérdidas de empleo ocurridas en el marco de una economía inflacionaria y afectada por ajustes macroeconómicos'.
Otro mensaje a la administración macrista fue en un resumen, por escrito: 'Si al menos en el corto plazo no se logra controlar los aumentos de precios en productos y servicios básicos y reactivarse la demanda de empleo se estará cada vez más lejos de una mejora genuina en la distribución del ingreso y difícilmente podrá revertirse la tendencia ascendente que están registrando las tasas de indigencia y de pobreza urbana'.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia


juan ramon concepcion
juan ramon concepcion · Hace 8 meses

Si, deberian comenzar por eliminarles los sueldos a los curas, nos ahorariamos miles de millones de pesos.