Feligreses de la Iglesia Ortodoxa iniciaron hoy su Semana Santa con una procesión por las calles del centro de la ciudad e incluso fueron acompañados también por fieles de la Iglesia Católica Romana.
La comunidad del templo ortodoxo realizó así su duodécima procesión en Salta al final de la cual soltaron globos blancos para pedir por la paz del mundo y hubo una recordación especial de Mónica Petrocelli quien siempre acompañó a la parroquia.
Entre otras instituciones, partiparon la escuela Remedios de Escala de San Martín, depositaria de la bandera de República del Líbano; la banda de música de la Caballería de la Policía de Salta, grupos de Scouts y alumnos de catequesis.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora