Por Dolores Zenteno. Pediatra
Dentro de los accidentes domésticos considerados de importancia, uno de los más comunes es la ingestión de líquidos cáusticos, como la lavandina o u otro liquido de limpieza, ya que por lo general son dejados a la altura de los chicos. Otros accidentes comunes son aquellos que tienen a los niños como peatones de riesgo. Los chicos son más vulnerables a los choques porque tienen limitaciones físicas o psicológicas que se van superando a medida que crecen. Generalmente ellos recuerdan y ejecutan todas las reglas de seguridad entre los 7 y 9 años. Los niños menores de cuatro años deben ser llevados de la mano y la mejor manera es el ejemplo. Se viene el verano y el accidente más común es el ahogamiento. El hecho de dejar a un niño desatendido o al cuidado de otro niño en la bañadera es muy peligroso. Los menores de 4 años están en la etapa de investigación y los mueve la curiosidad, allí debe existir supervisión de los padres.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia