La suba de precios minoristas se desaceleró al 3,1% en junio, con fuerte impacto del aumento de tarifas de servicios públicos y la medicina prepaga, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Si bien se nota una desaceleración, respecto a meses anteriores, el porcentaje fue mayor que el IPC Congreso, informado (2,9%), pero resultó menor que el brindado por la CGT de Hugo Moyano (3,4%).
Lo significativo resultó que en el rubro "vivienda y servicios básicos" aumentó 7,1%, mientras que "atención médica y gastos para la salud" avanzó 7% y "alimentos y bebidas" 3,2%.
Otros rubros
También subieron fuerte "equipamiento y mantenimiento del hogar", 4,7%, y "educación", por el aumento de las cuotas de colegio privados y de útiles escolares, por encima del 2%.
Los bienes, que representan un 61,5% de la canasta, tuvieron una variación de 2,2%, mientras que los servicios, que representan el restante 38,5%, tuvieron una variación de 4,5%, con respecto al mes anterior, destaca el informe.
El mes pasado, tras seis meses de suspensión, el organismo volvió a publicar el dato sobre la evolución de precios.
La inflación publicada en mayo fue la primera medición desde que la serie se discontinuó en diciembre, cuando el Gobierno declaró la emergencia estadística.
Por otro lado, para las principales consultoras privadas la inflación de junio fue 2,9%, mientras que la variación interanual se ubicó en el 45,3%. Así lo reveló del promedio dado a conocer por diputados de la oposición, en lo que se denomina "inflación Congreso". El informe arrojó también que en los primeros seis meses la inflación acumuló 27,1% -un promedio mensual de 4,1%-, es decir, más del doble que en el primer semestre de 2015, cuando alcanzó 12,1%.
El informe del costo de vida, el segundo que da el Indec este año, tras la normalización del indicador, mostró una desaceleración del 4,2% respecto de mayo último. Los precios del rubro "indumentaria" registraron un aumento del 0,3%, el de "transporte y comunicaciones" subió un 1,1% y el de "otros bienes y servicios" un 1,4%, según la información oficial.
El denominado IPC-Nucleo, que muestra la variación de precios sin estacionalidad, registró una variación del 3%, mientras que los precios regulados por el Estado (como combustibles, tarifas, transporte y cigarrillos) registraron un aumento del 3,4%. En alimentos y bebidas, únicamente mostraron bajas los precios de las naranjas (19,7%), limón (3,8%), salchichón (4,2%), salame (0,6%) y el pollo y el filet de merluza (0,4%), mientras que el resto de los productos de la canasta básica que mide el Indec sufrieron alzas de precios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora