*

La inflación en las comunidades aborígenes
Indalecio Calermo, de 58 años y vocal de la etnia wichi frente al Instituto Provincial de los Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS), dijo días atrás desde Santa Victoria Este, en el departamento Rivadavia, que hay preocupación por la situación económica que están afrontando las comunidades originarias de la zona.
"Los precios se fueron por las nubes y la plata ya no alcanza", le dijo ayer a El Tribuno.
Por otra parte, Calermo aseguró que en Tartagal desde el año pasado se cerraron al menos 48 comedores populares.
"La situación está muy mala. Los precios aumentaron mucho y con las pensiones no está alcanzando para las cuestiones básicas. Hay lugares que cobran más y otros menos. En Tartagal, por ejemplo, está $10 el kilo de azúcar y en Santa Victoria Este se la encuentra a $15 y a más de $18 en lugares alejados", contó.
El histórico referente wichi aseguró: "La situación económica mata el bolsillo de la gente, porque con $3.200 y tres hijos no alcanza. Hay personas que la están pasando mal y me preocupa lo que puede llegar a pasar con el tema de la desnutrición. Menos mal que llegó a esta altura del año el momento de la pesca, para paliar la situación, porque la gente que tiene pescado se defiende. Pero estoy muy preocupado".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...