Un escritor árabe importante fue Muhammad ibn Musa al-Khwarizmi; la palabra algoritmo se deriva de la versión latina de su nombre. También compiló lo que se volvió las primeras tablas astronómicas y que fueron traducidas por Abelardo de Bath por el año 1120.
Los escritores europeos también conocieron las tablas astronómicas del siglo XI compiladas en Toledo, probablemente por al-Zarqali que fue conocido en latín como Azarchel. Roberto de Chester produjo tablas para la latitud de Londres en 1149 y Roger de Hereford produjo tablas para Hereford en 1178.
Parece, probablemente, que la astrología árabe fue vista específicamente en el siglo XII como medio para reducir la influencia de los astrólogos populares paganos.
El patrocinio de la Iglesia a la nueva enseñanza árabe de la astrología se entiende mejor como un intento de hacer el proceso de leer pronósticos a partir de las estrellas "más científico", y por lo tanto más cercanamente bajo el control de la iglesia.
Al predecir un eclipse, por ejemplo, es mucho más impresionante que el dejarlo pasar después de que ocurrió, y compilar un horóscopo más laboriosamente de un libro de tablas es un proceso mucho más convincente que el método tradicional de agregar letras al nombre del sujeto y restar la edad de la luna.
El potencial de los usos pastorales de la Astrología debe haber sido un factor para inspirar a muchos obispos para promoverla.
Para la Iglesia era vital poder controlar los sistemas de predicción haciéndolos “más científicos” y “menos condenables”.
El uso de la Astrología en la Medicina puede ser ilustrado por el texto del siglo XII, De urina non visa, De la orina no vista, por Guillermo de Marsella, otro inglés.
El doctor medieval esperaba hacer un diagnóstico a partir de la orina del paciente. Hay un problema obvio si no se puede obtener la orina del paciente.
Guillermo resolvió esta truculenta cuestión haciendo el horóscopo del paciente y buscando cómo debería verse la orina. Este enfoque también es útil si tiene la orina pero no se ajusta a los otros síntomas del paciente. De urina non visa parece delinear las tradiciones astrológicas europeas así como las árabes. Al revisar, un siglo antes, en la Bagdad del siglo IX, a Harun al-Rashid ,se encuentra la principal figura del la astrología judiciaria, Abu Ma'sahr, cuyos trabajos con su fuerte base aristotélica fueron conocidos en Europa Occidental antes de que los propios trabajos de Aristóteles fueran traducidos.
Su Liber introductorius in astronomie fue traducido de manera separada por Juan de Sevilla y Herman de Carinthia en la década de los años 1140 y las copias de ambos fueron ampliamente conocidas.
Grandes partes de la traducción de Herman se encuentran copiadas lamentablemente en el Libro de Juicios Astronómicos de Roger de Hereford. Daniel de Morley y Abelardo de Bath citan extensamente dicha obra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia