La isla habitada más inaccesible del mundo busca agricultores a través de ofertas de trabajo que difunde desde el remoto enclave en el Atlántico Sur. Tristán de Acuña, la isla poblada más remota del mundo, necesita a profesionales que le ayuden a autoabastecerse, según difundió el sitio Agroalimentando.
Los habitantes de este lugar -que pertenece a los territorios británicos de ultramar- buscan agricultores y ganaderos. Con esta oferta de trabajo los habitantes de Tristán de Acuña pretenden reducir al mínimo la dependencia del exterior, es decir, quieren conseguir por ellos mismos todos los productos posibles.
De esta manera, los 265 ciudadanos de la isla abaratarían los costes de alimentos y podrían adquirirlos a precios más bajos. Además la logística de distribución interna sería más sencilla en este territorio que no dispone de aeropuerto.
Los que se animen a acudir a Tristán de Acuña deben cumplir como requisito tener un fluido dominio del inglés y disponer de conocimientos para el puesto solicitado. Los candidatos deberán demostrar que saben cosechar todo tipo de frutas y verduras y dedicarse al pastoreo de entre 300 y 500 vacas.
Los candidatos deberán demostrar que saben cosechar todo tipo de frutas y verduras y dedicarse al pastoreo de entre 300 y 500 vacas.
La definida por el Libro Guinness de los Récord como la "isla habitada más remota del mundo" publicó el pasado mes de septiembre otra oferta de trabajo. Según el aviso, en esta ocasión, los habitantes buscaban profesores de primaria y secundaria con experiencia en la enseñanza británica.
En la isla, a casi 3.000 kilómetros de Ciudad del Cabo – Sudáfrica–, residen 23 estudiantes y, para llegar al lugar, con una extensión de 207 kilómetros cuadrados, hay que hacer un viaje en barco de casi una semana.

Fuente: NA

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora