*

La Justicia allanó de nuevo Tierra y Hábitat
En el marco de la investigación que realiza la Fiscalía de Delitos Económicos por la escandalosa entrega de lotes en la urbanización Parque la Vega, ayer el juez de Garantía número 5, Héctor Martínez, dispuso el segundo allanamiento de las oficinas de Tierra y Hábitat. Lo hizo luego de que la directora del proceso, Mónica Poma, analizara la batería de denuncias presentadas por los adjudicatarios de los terrenos que resultaron perjudicados por una maniobra fraudulenta que compromete fuertemente al Gobierno de la Provincia. El primero lo realizó el jueves pasado en ocasión de la asunción del nuevo titular de Tierra y Hábitat, Ángel Sarmiento.
Los relevos del subsecretario del organismo, Rodrigo Diez y del coordinador de Tierra y Bienes, Sergio Usandivaras, puso en evidencia el sospechoso proceder del organismo luego de haberse determinado que muchos de los lotes destinados a carenciados fueron vendidos o entregados de manera discrecional a familiares, amigos y a organizaciones que responden políticamente a la administración Urtubey.
El procedimiento realizado en el edificio de Santiago del Estero al 220 estuvo a cargo de personal policial del Departamento de Investigaciones de la División Delitos Económicos. Si bien no se pudo conocer en qué consistió el allanamiento, se sabe que el juez Martínez ordenó el secuestro de una serie de documentos que incluye los legajos de las personas que fueron beneficiadas con la entrega de los lotes en Parque la Vega y de los que denunciaron haber sido dejados afuera a pesar de contar con las carpetas donde se consignaban los números de manzanas y lotes. A partir del requerimiento efectuado por la fiscal Poma, el magistrado también habría dispuesto el secuestro de toda la documentación relacionada con la entrega de terrenos en otros loteos realizados en los últimos años en la provincia.
A partir de los datos aportados por los denunciantes, lo que la Justicia quiere determinar es si, efectivamente, hubo personas que fueron beneficiadas con dos o más adjudicaciones. Según los abogados patrocinantes de los damnificados, Santiago Pedroza y Pablo Cardozo, sus clientes acercaron a la fiscal Poma los nombres y apellidos de familias que recibieron terrenos en los loteos de Valdivia, Atocha y otros. Lo que se sospecha es que a través de Tierra y Hábitat se utilizaban prestanombres para consumar las maniobras delictivas, particularmente la venta de terrenos. También los afectados aportaron las identidades de operadores que ofrecían los lotes, entre los que citaron a punteros políticos, familiares y amigos de empleados de Tierra y Hábitat, etc.
Lo que se trata de determinar, además, es qué rol jugaron algunas organizaciones sociales como la Corriente Clasista Combativa, que habría sido beneficiada con una determinada cantidad de terrenos para que sean distribuidos entre sus miembros. La entrega de lotes contiguos a cuatro o cinco miembros de una familia también resulta a todas luces llamativo.
El subsecretario Ángel Sarmiento señaló que la investigación que realiza la Justicia y la que está realizando el organismo a nivel interno "tiene el mismo objetivo".
X

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...