El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Bolivia ordenó la detención del empresario boliviano José Luis Sejas Rosales para su extradición a Argentina para que responda en un proceso por 'contrabando agravado', informó hoy la prensa local.
La jueza Iris Justiniano, de la ciudad de Santa Cruz (este) firmó una 'orden de detención preventiva con fines de extradición', por instrucción de la Sala Plena del TSJ, indicó el diario Página Siete.
El empresario boliviano es el dueño de la empresa Creta, que posee una flota de cisternas que trasladaban combustibles hacia Argentina, donde se lo investiga por contrabando y un supuesto caso de narcotráfico al haberse detectado en esos camiones indicios de la presencia de sustancias controladas.
En el país está acusado por la Procunar y procesado por el juez federal de Salta, Julio Bavio, de intentar ingresar casi 1.000 kilos de cocaína desde Bolivia y miles de litros de precursores químicos en sus camiones. Es además el caso emblemático y el que más ruido produjo este año por haber sido supuestamente beneficiado por el exjuez Raúl Reynoso que lo apresó y rápidamente lo liberó por una también supuesta cifra de 350.000 dólares.
Las autoridades bolivianas realizaron el año pasado pruebas a varios de los camiones de Sejas que trasladan combustibles a Argentina y Chile y encontraron restos de cocaína y marihuana.
Sejas fue apresado en septiembre de 2015 pero en diciembre salió de prisión para defenderse en libertad ante una denuncia de 'legitimación de ganancias ilícitas' y 'tráfico de sustancias controladas', planeadas por la fiscalía de Santa Cruz.
Sin embargo, durante este mes Sejas no cumplió con sus presentaciones ante las autoridades judiciales como se había comprometido a hacer, por lo que se presume una fuga.
El abogado de Sejas, Jerjes Justiniano, dijo al diario El Deber que presentará un recurso contra los jueces que ordenaron detener al empresario para su extradición alegando que Bolivia debe mostrar 'soberanía y dignidad' en lugar de hacer lo que pide Argentina.
Según Justiniano, las autoridades bolivianas deben dar prioridad a las propias investigaciones que se hacen en el país en este caso.
La empresa Creta, que poseía más de un centenar de camiones, transportaba combustibles para la empresa estatal boliviana YPFB, que ha rescindido el contrato con Sejas ante las denuncias.
En su momento, el empresario deslindó responsabilidades negando las denuncias y afirmando que los camiones observados no eran suyos sino de empresas subcontratadas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 9 meses

Como la justicia nuestra puede creer que los bolivianos atraparan y entregue a Rosales, si no nos quieren al igual q1ue muchos de nosotros a ellos, y cuando mas mierda de ellos nos puedan mandar, mejor, ojala me equivoque pero...........


Se está leyendo ahora