La justicia debe ir a fondo

Andrés Suriani

La justicia debe ir a fondo

Las recientes actuaciones judiciales que develan las operaciones de corrupción implementadas durante los gobiernos kirchneristas ciertamente vienen a descomprimir el permanente pedido de justicia por parte de la sociedad.
Ahora, para que esta nueva etapa de medidas espectaculares impulsadas por funcionarios judiciales sea genuina y creíble frente a la ciudadanía deberá estar acompañada por ciertos requerimientos elementales a través de los cuales quede asentado de forma indiscutible que estamos ante un servicio de justicia independiente.
Un juez, como funcionario esencialmente imparcial, debe sopesar cada hecho que se somete a su arbitrio conforme a lo estrictamente estatuido por las leyes vigentes y de acuerdo a su leal saber y entender. El clamor popular, por más legítimo que sea, no debe tener incidencia en absoluto.
Otro aspecto sobre el cual también se debe avanzar con el mismo afán es en determinar las etapas iniciales de las operatorias ilegales, o sea, no solo centrarse en el destino de los fondos mal habidos sino en indagar a fondo y definir las responsabilidades de todos los empresarios y funcionarios que contrataron ilegalmente a través de sobreprecios.
Quienes hemos asumido pública y abiertamente un rol opositor al kirchnerismo durante la larga vigencia del mismo, vemos con buenos ojos el hecho de que finalmente se haga justicia pero también gozamos de la ventaja moral, si cabe la expresión, para desprendernos del clamor popular que reina en estos días y podemos aspirar a que el accionar de la Justicia sea lo más integral y más equitativo posible. El valor justicia, al cual anhelamos todos los hombres, no podrá ser alcanzado con un criterio parcial, ni medido según el aire político o social de los tiempos, sino que por el contrario debe ser sopesado según lo que estrictamente dictan las leyes y de acuerdo al leal saber y entender de los magistrados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia