La jueza Valeria Pérez Casado decretó esta tarde la quiebra de la compañía avícola Cresta Roja, del grupo Rasic, en medio de las negociaciones entre el Gobierno y los trabajadores por los salarios adeudados.
Según trascendió, luego de un largo proceso judicial, la magistrada resolvió la quiebra de la firma y ahora se iniciará un proceso de liquidación de activos.
El objetivo es mantener la actividad de la compañía y los puestos de trabajo, a partir de la venta de la firma.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora