*

La justicia fue el regalo para Natalia
"Después de doce años pudimos cerrar una historia trágica y regalarle a nuestra querida hija el compromiso de no bajar los brazos nunca hasta recibir justicia", afirmó Aldo Soruco, papá de Natalia, la niña de 8 años que murió tras un accidente en un parque de diversiones, mal habilitado.
El viernes 21, la Sala I del Tribunal en Juicio condenó por omisión de los deberes de funcionario público a Joaquín Bridoux y a Francisco Peralta a un año y seis meses de prisión en suspenso y a tres años de inhabilitación para ejercer cargos públicos.
"Aunque la condena parece leve, es lo suficientemente fuerte para nuestras conciencia y para la sociedad toda. Debieran haber conocido la cárcel, pero así está bien", dijo Soruco.
El padre graficó que durante doce años estuvo detrás de la causa, de manera incansable evitando su prescripción por "cajoneo" u olvido.
"Doce años no son pocos pero ese es mi mensaje y el de mi querida hija, que ayer hubiera cumplido sus 20 años y que por la negligencia de funcionarios ya no la tenemos con nosotros", añadió.
"Estoy muy agradecido con aquellas personas que, como nosotros, no se dejaron vencer. Con mis abogados, con el diario El Tribuno que nunca dejó de publicar nuestro dolor, solidarizándose con nuestra lucha. Que quede claro, esta sentencia es un mensaje para que los funcionarios velen por los ciudadanos", remarcó.
"A sus 20 años, mi hija Natalia recibió Justicia como su mejor regaló", reflexionó Aldo Soruco.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...