La libertad y el libertinaje sexual son dos temas que suelen confundirse en la juventud, porque los adolescentes creen que tener libertad sexual es estar el uno con el otro, y así sucesivamente, sin solución de continuidad y sin discriminación alguna, lo que se llama promiscuidad.
Los jóvenes piensan que tener libertad es poder hacer con sus vidas lo que quieran y muchas veces no tienen en cuenta que se están dañando, tanto a su integridad como personas como a su autoestima.
En realidad, la libertad sexual es la que permite expresarse de forma placentera con aquella persona que se quiera compartir de forma responsable, ya que cuando se llega a la pubertad se empieza la búsqueda del placer, ya que es un deseo natural porque nuestros cuerpos buscan experimentar nuevas cosas.
En los jóvenes, el libertinaje es una forma des controlada de vivir la sexualidad puesto que en la juventud es muy usual escuchar que el sexo es sabroso y a causa de esta expresión los jóvenes quieren experimentar, vivir qué es lo que se siente.
Pero resulta que en algunos casos el sexo es tomado como un juego por muchas personas y lo que buscan es estar el uno con el otro para experimentar experiencias nuevas que al fin y al cabo terminan por destruir sus vidas, o haciéndolos sentir una vacío inmenso que no saben cómo llegar, lo que los lleva a probar sensaciones nuevos y más fuertes, como la droga y otras malas experiencias..
Porque el libertinaje sexual trae muchas y malas consecuencias, como embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual que es lo más común que puede ocurrir por no cuidarse al tener relaciones o, lo que es lo mismo, por no tener una vida sexual controlada y responsable y vivir en la promiscuidad.

Hay grandes diferencias

No es lo mismo libertad sexual que libertinaje sexual porque la diferencia que hay entre ellas es que la libertad sexual se realiza y ejerce de forma responsable, consciente y segura, para que así no halla dudas de los actos que se van a cometer y ha realizar entre cuatro paredes y en la total intimidad de la pareja.
En la pareja debe haber respeto y amor para así poder expresarse espontáneamente para que no halla indiscriminación entre ellos.
La libertad sexual también permite establecer y reconocer cuando una persona llega a la edad apropiada para definir su identidad sexual.
La libertad sexual en los jóvenes debe tomarse de forma respetuosa puesto que hay que respetar a los demás la forma de comportamiento que tengan, así no estemos de acuerdo, ya que debemos aprender a tolerar las actitudes y acciones de las demás personas.
Para los jóvenes de hoy en día el sexo es muy importante porque buscan conocer más y más sobre el tema y como no tienen personas que los orienten llega el problema del libertinaje sexual ya que llega el momento en que no pueden controlar los impulsos de placer y quieren disfrutar el momento con diferentes personas ya sea que las conozcan o que no las conozcan o nunca mas vuelvan a verlas en sus vidas.

La actitud irresponsable

Solo quieren vivir el rato y es aquí cuando se pierde la libertad sexual y se pasa al libertinaje sexual irresponsable, por eso muchos jóvenes terminan por perder la verdadera noción de sus vidas y se pierden en la depravación sexual.
Por eso, jóvenes, para tener una buena vida sexual activa y respetuosa, es necesario que nos concienticemos y pensemos que hacer el amor es un compromiso de dos personas conscientes de sus actos, para que así, más tarde, o al poco rato, no se arrepientan de sus actos y tengan una vida sana.

Besar es mejor explicación que mil palabras juntas

Desde Judas hasta los actores y actrices actuales, el beso siempre tuvo connotaciones especiales y sus intérpretes nunca dejaron de sacarle punta al lápiz para describir sus intenciones, las sensaciones que provoca y lo que podemos hacer sentir a nuestras pareja. Lo importante y único que cuenta verdaderamente es si uno sabe besar o no. Y para eso nada mejor que preguntarle a quien hayamos besado. Y a esperar lo peor. Jah!
Dime cómo besas y te diré quién eres. El beso, ese acto de amor y de entrega tiene sus exégetas. Según la escritora Ángeles Mastretta, un beso bien dado es más placentero que las palabras más dulces.

Aire Fresco

Aprovecha un movimiento inocente hacia tu chico (estírate para coger algo delante de él) y rózale los labios con los tuyos. Luego, deslízalos de lado a lado sobre los suyos sin apoyarlos del todo, eso le provocará unas cosquillas casi irresistibles. Después, humedece tus labios con tu lengua y, a continuación, sopla muy despacio. La sensación de frío polar es, para muchos chicos, superexcitante.

Arriba y abajo

Empieza besando el labio superior de tu chico mientras él hace lo propio con tu labio inferior. Durante este beso, se prohibe tener prisa. Dedícale tiempo chupando y lamiendo cada labio y luego, intercambien los papeles. Dejá que sea él quien se entretenga con tu labio superior. Según el Kamasutra, el labio superior de la mujer tiene una conexión directa con su clítoris, así que imagínate cómo puede acabar el asunto. Además de besar y lamer los labios, durante tanto tiempo, se acumula la sangre y se reacciona al más mínimo roce de la lengua o los labios de tu pareja.

La bomba

Hay besos que nunca se olvidan y este es uno de ellos. ¿En qué consiste? Imagínate el ‘dentro-fuera‘ en versión oral. Desliza tu lengua en su boca haciendo pequeños movimientos con la punta, como una serpiente y, poco a poco, marca el ritmo que quieras metiendo y sacando la lengua de su cavidad. ¿Cómo hacerlo inolvidable? Practicándolo a la vez que haces el amor con tu pareja. Será fantástico si conseguís acompasar el ritmo de las caderas con el de vuestra boca. Será tan intenso que tendrán que dejarlo. Nadie puede gritar y besar al mismo tiempo.

Con un poco de humor

El curioso. Besa con los ojos abiertos para estudiar tus reacciones.
El parlanchín. Si quieres besarlo, tienes que sorprenderlo cuando toma aire para seguir hablando.
El hipocondríaco. Aprieta fuertemente los labios porque teme contraer enfermedades.
Hulk. Derriba y destroza cada boca que besa.
El amigo fiel. Esquiva todos los besos que le tiras a la boca y solo te ofrece la mejilla.
El Judas. Te besa pensando en otra.
El analfabeto. Nunca aprende a besar. Para él siempre es la primera vez.
El pajarito. Solo da piquitos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


clon clon
clon clon · Hace 7 meses

EN TODA CLASE SOCIAL, LOS JOVENES ACTUALES NO TIENEN NINGUN TIPO DE LIMITE CON LA CUESTION SEXO. FALTA DE CONTENCION FAMILIAR, HABLAR EN FAMILIA SOBRE EL TEMA, ETC ETC ETC


Se está leyendo ahora