El futuro secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, comenzó a delinear sus objetivos y prioridades para su gestión a partir del 10 de diciembre, cuando Mauricio Macri asuma la presidencia. En el plano del fútbol, adelantó que pretende la convivencia entre ambas parcialidades y habló de trabajar para quitarle a las barras el poder extorsivo que les permite moverse sin escrúpulos. En tanto que también apuntó contra los agrupaciones mafiosas, "las primeras medidas van a ser elegir la conducción de las fuerzas y empezar a trabajar contra el crimen organizado", aseguró.
Contra la violencia
Burzaco se diferenció rápidamente de Sergio Berni, al menos desde el discurso, cuando afirmó que el área de seguridad en los estadios "no se puede delegar en los clubes, sino que es el Estado el que tiene que cumplir un rol clave para ir devolviendo la posibilidad de que el público visitante pueda volver a las canchas".
En este sentido, el saliente Berni sostenía que los clubes debían hacerse responsable de los conflictos emparentados con la seguridad en las canchas y hasta fue en más de una oportunidad querellante al denunciar, aunque más no fuera mediáticamente, a los dirigentes que no actuaban contra los violentos.
En este marco, Burzaco anticipó que será política de Estado actuar contra "el fenómeno extorsivo de los barrabravas". Pese las diferencias con quien desde el 10 de diciembre será su antecesor, destacó: "Le ha puesto mucho dinamismo y trabajo a un área que venía muy mal desde hacía mucho tiempo". Asimismo, se diferenció del estilo de Sergio Berni al aclarar que "no voy a aparecer en helicóptero ni hacer espectáculo".
Los piquetes
Con respecto a esa problemática opinó que "la gente tiene derecho a transitar, a trabajar, a producir. El reclamo es justo y puede ser ejercido, pero no de manera que se torne extorsivo. Vamos a trabajar con los jueces: si ellos nos dan la orden de habilitar, habilitaremos como debe ser. Vamos a cumplir la ley".
El exjefe de la Metropolitana indicó que en su gestión se buscará "trabajar con la ley" y evitar la impunidad: "No hay que caer en el abolicionismo penal, en el vale todo, pero tampoco en posiciones facilistas o violentas que llevan a la mano dura. Vamos a trabajar en serio con la ley y las instituciones, pero sin impunidad", subrayó.
Nuevamente tomando distancia de la administración kirchnerista, Burzaco dijo que en el próximo Gobierno "no va a haber confusión sobre quién es el ministro de Seguridad": "Patricia encabeza y trabajamos como equipo", apuntó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora