Con las fiestas por los 200 años de la Independencia, el país volvió su mirada a Tucumán. El Jardín de la República recaudó 68 millones de pesos en turismo, en la temporada alta, que se produce en invierno.
¿Qué hay para ver en Tucumán? ¡Muchísimo! La misma ciudad capital, San Miguel, fue declarada Ciudad Histórica por su riqueza patrimonial. El viajero puede encontrar peñas folklóricas, pubs, cafés con espectáculos, museos, sitios históricos, centros comerciales y sobre todo una excelente cocina. En los alrededores de la ciudad se disfrutan vuelos en parapente y actividades de montaña.
Sobre todo, San Miguel ostenta una destacada impronta cultural a través de actividades que se desarrollan durante todo el año en salas de teatro, cines, casino, bares y restaurantes. Puertas abiertas que los turistas podemos abrir.
Fue declarada Ciudad Histórica por sus valiosas casonas, plazas, museos y templos. La mayoría, alrededor de la plaza Independencia, en el corazón de la ciudad. Una de las casas coloniales más importantes es la Histórica de la Independencia, donde todos los días se presentan un espectáculo de luz y sonido y una obra de teatro con los personajes del Congreso de 1816. A escasos kilómetros de San Miguel, existen variadas propuestas de actividades en plena naturaleza. Por ejemplo, a 25 kilómetros de la capital se llega hasta Loma Bola, una de las mejores bases de parapente de América Latina. Cerca, se pueden visitar los senderos del cerro San Javier como El Funicular, La Puerta del Cielo, Anta Yacu, Cascada Río Noque o Cumbres del Taficillo; y áreas preparadas para mountain bike, enduro, rappel o aladeltismo. En el dique El Cadillal se practica canoying, kayak, windsurf, kitesurf y pesca.
Mención aparte para las cabalgatas por Tafí del Valle, donde se organizan salidas nocturnas los días de luna llena, las que incluyen con degustación de asados criollos y shows folclóricos.

Un mapa increíble

A pocos kilómetros, con un agradable clima templado los 365 días del año, Tafí del Valle ofrece al visitante imperdibles panorámicas que se disfrutan caminando o en la mesa.
Entre sus principales riquezas, conserva las huellas de un pasado que se mantiene intacto, como fiel retrato de las culturas que allí habitaron.
Entre los circuitos más destacados, está la Vuelta al Valle por un estrecho camino de cornisa que pasa por localidades como La Banda, El Churqui, La Ovejería y El Mollar, entre otros. Tafí posee construcciones de gran valor histórico y vestigios de asentamientos indígenas precolombinos en cada uno de sus rincones. Además, en los centenarios cascos de estancias, es posible disfrutar jineteadas y cuadreros, así como aprender antiguas recetas para elaborar quesos de trascendencia mundial. Hay atractivos paseos que incluyen las Ruinas del Quilmes y el Museo de la Pachamama.

Otro Valle Calchaquí

El recorrido por el circuito de Valles Calchaquíes comprende las Ruinas de San José de Lules, Famaillá, Acheral Muestra Atahualpa Yupanqui, reserva natural Los Sosa, dique La Angostura, Tafí del Valle, El Infiernillo, Amaicha del Valle, Ruinas de Quilmes, Colalao del Valle y El Pichao.
Rumbo a Amaicha del Valle, a los 3.042 msnm se llega al abra histórica por donde pasó el primer español hacia el llano: Abra del Infiernillo. Toda visita a Amaicha comienza o termina en el Museo de la Pachamama, una espectacular obra que rinde homenaje a la madre tierra. Estar al aire libre es una excelente oportunidad para descubrir rincones privilegiados, donde las culturas ancestrales dejaron un sello distintivo. En los alrededores se puede visitar El Remate, Las Salinas, Tiu Punco, Los Zazos, Pucará de los Cardones, La Aguadita y la laguna.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora