Los imperdibles duelos de la NBA están siempre marcados por una tradicional práctica que se roba las miradas al momento de las pausas y los "tiempos muertos". La llamada "Kiss Cam" invita a los asistentes a responder con un beso a su pareja al momento de ser captados por la transmisión oficial desde el mismo estadio. Así se ganan siempre los aplausos y el cariño del público. Sin embargo, no todos están dispuestos a dar en el gusto a todos.
Ocurrió durante el encuentro entre Chicago Bulls y Boston Celtics cuando un hecho sin precedentes quedó registrado y se volvió viral. Todo comenzó cuando un fanático de Chicago Bulls no respondió al juego y siguió hablando por teléfono dando un evidente mal trato a su pareja que luce totalmente consternada.

Lo cierto es que tras volver a disgustar a todo el estadio apareció la mascota y, en un intento de hacer justicia, le derramó un vaso de bebida en la cabeza al poco romántico hincha y se llevó a su novia en brazos por las escaleras. Por supuesto, ante la ovación de todo el público.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...