*

La mataron a palazos, en la calle y a la luz del día
Embed
Una mujer de 27 años identificada como Marisela Inés Pozo Pizl murió tras ser apaleada por dos comerciantes en el medio de una calle de Laferrere, en el partido bonaerense de La Matanza. Un vecino filmó la escena en la que se ve la brutal golpiza, aunque creen que habría muerto por sobredosis.
Por causas que se están investigando, el jueves pasado Pozo Pizl salió de su casa visiblemente alterada, caminó unas diez cuadras y fue a un kiosco, donde terminó rompiendo un vidrio porque no la dejaban ingresar. El dueño del comercio y un mecánico de la zona salieron a la calle y la molieron a golpes. Cuando declararon en un primer momento como testigos dijeron que intervinieron para calmar a la mujer. Pero el video publicado en las redes sociales mostró que le pegaron sin parar.
"La chica llegó corriendo y rompió el vidrio del kiosco, no sé por qué. El kiosquero salió con un hierro y le empezó a pegar. El mecánico la sostenía mientras el otro la golpeaba. La mataron a golpes y la querían tirar en las vías", contó una vecina al canal C5N. Otros testigos aseguran que estaba "fuera de sí", que intentó agredir a una niña y que se cortó los brazos y las piernas.
Mientras que el asesino está prófugo, Pozo Pizl fue hallada tres horas más tarde y derivada al hospital 32, donde murió el domingo luego de estar tres días en coma.
Según informó Télam, la autopsia arrojó que la víctima tenía muchos golpes y heridas cortantes, pero que no eran suficientemente graves como para matarla. Además, se detectó que había consumido altas cantidades de cocaína y psicotrópicos, por lo que se está averiguando si pudo morir por sobredosis. Por lo pronto, la causa fue caratulada como "homicidio".
"Tiene todo el cráneo hundido, la nariz rota, los órganos reventados y el comisario me vino a mentir a decir que murió de sobredosis", lamentó la madre de la víctima. "La ataron de pies y manos y la llevaron cinco cuadras a las patadas", agregó en declaraciones a Crónica TV.
La hermana de Pozo Pizl también manifestó su indignación. "La mataron entre el kiosquero y el gomero. Mi hermana recibió un llamado, salió corriendo, golpeó la vidriera del kiosco y ahí salió el kiosquero y la mató".
También se quejó por la actuación de los médicos. "En el hospital 32 la dejaron morir. Nos dijeron que no tenía nada. Le hicieron exámenes de sangre y tomografías, y nos dijeron que no era nada, pero no nos mostraron los exámenes. La tenían así nomas en la camilla, durante tres días estuvo en coma. Y recién antes de morir la pusieron en terapia", explicó.
La causa quedó en manos del fiscal de homicidios de La Matanza José Luis Maroto, que incorporó el video al expediente.
Fuente: Infobae

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...