Confiada pero también expectante, Adela Condorí, al igual que otros participantes, buscaban ayer quedarse con el primer premio del Concurso de Paella de Conejo. Hace cuatro años, en lo que fue su debut dentro de la competencia, lo había logrado y las ganas de hacerlo nuevamente estaban latentes. Luego de una exhaustiva selección del jurado, ella repitió la historia y se consagró como campeona. Se hizo acreedora a distintos obsequios, entre ellos, viajes a Córdoba y productos para cocina. El segundo puesto fue para Ramona Rueda y el tercero para Diana Gutiérrez.
"No hay muchos secretos para ganar, está en hacerlo con amor", dijo a El Tribuno la mujer que reside en el barrio Miguel Ortiz, a la vez que destacó la oportunidad de vender sus productos y contar con un ingreso extra.
El sabor y la textura marcaron ayer las presentaciones de cada uno de los cuarenta puestos inscriptos en la sexta edición del certamen.
Además de concursar, los cocineros vendían al público a 70 u 80 pesos la porción y los clientes no faltaron. Familias de muchos barrios de la ciudad, incluso de otras provincias, eligieron compartir la mesa del Día del Padre con la paella como protagonista, además de otros platos de la comida regional.
Como sucede hace tiempo, la plaza Alvarado albergó a los que mejor preparan una carne que suma cada vez más adeptos en la provincia.
"Lo importante es utilizar los condimentos de manera adecuada. Por ejemplo, el azafrán es fundamental y también el modo en que se cocina la carne", dijo el chef Carlos Reynaga, que integró el jurado junto con otros reconocidos especialistas y representantes de distintos sectores.
Con la organización de la Subsecretaría de Planificación de Eventos de la Municipalidad y la Asociación de Criadores de Conejo de Salta, el certamen fue incluido dentro del programa de actividades turísticas de la provincia y sirvió como cierre de la Semana Gastronómica de Salta.
"La intención es fomentar el consumo de la carne de conejo y mostrarle a la gente que es una carne con muchos beneficios y que no varía mucho el precio con respecto a otras", expresaron desde la entidad que nuclea a los criadores. "Salta es una provincia que aumentó el consumo de conejo y la producción, y a lo largo del tiempo tuvo constancia en la venta", aseguraron. La mayoría de los criadores está en la zona del Valle de Lerma.
Las expectativas
Por segunda vez, Lía Mamaní asistió junto a su familia a degustar un rico plato de paella.
"Habitualmente somos de consumir conejo porque es muy sano, pero la paella de este concurso es riquísima y, a pesar de tener el precio un poco elevado, no quisimos perdernos la posibilidad de venir a comer", dijo Lía, quien vive en barrio Los Sauces.
El conejo es una carne que a medida que transcurre el tiempo ocupa más lugar dentro de las opciones de consumo para los salteños. "Nuestro desafío es hacer que las amas de casa lo manejen como opción", dijeron desde la Asociación de Criadores de Conejo de Salta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora