Desde aprender a atarse las zapatillas hasta leer un libro. Desde saber usar el cepillo de dientes hasta realizar con éxito un escabeche de berenjenas. Estos sencillos ejemplos de algunas de las actividades que se realizan en la Fundación Anidar. Ayer, desde las 9 hasta las 17, la entidad realizó su tradicional muestra anual en la plaza Belgrano, con la participación de más de diez escuelas públicas y privadas inclusivas de la ciudad de Salta.
En diálogo con El Tribuno, la directora de la entidad, María Elena Arce, destacó que el objetivo principal de la muestra todos los años es que los niños, sus docentes y terapeutas puedan mostrar y enseñar cómo se trabajó durante el año.
Entre las tareas que realizan los docentes de la Fundación Anidar se encuentra principalmente la de lograr que los chicos obtengan nuevos conocimientos que sean aplicables en la vida diaria.
Algunas de las patologías que asiste la institución son discapacidad mental, autismo y el espectro TEA.
La entidad trabaja con chicos de 2 a 20 años. Las primeras salas se abocan a la estimulación temprana y se finaliza con la inserción laboral de los jóvenes. La Fundación Anidar cuenta con dos sedes, una de ellas se ubica en Bolívar 327, donde se asiste a 80 niños y jóvenes. En la segunda sede ubicada en Balcarce 380, se trabaja con 90 niños. En cada una de estas sedes se trata patologías diferentes. "En la sede de Bolívar se trabaja con todo lo que es autismo y espectro TEA y en la sede de Balcarce se trabaja específicamente con inclusión escolar", destacó la directora de la institución en diálogo con El Tribuno.
La entidad educativa apunta a la inserción laboral de los jóvenes. En la actualidad, varios de ellos ya están incluidos en la Panadería Social de la Municipalidad de Salta, mientras que otro de los jóvenes será asistente en la Oficina de Prensa del municipio. "Tratamos de que los chicos se identifiquen con lo que son horarios, tareas y hasta el cuidado de su aspecto al momento de realizar un trabajo", afirmó.

Invitados especiales

Ayer, más de diez instituciones visitaron la muestra de Anidar, puertas abiertas. Estas escuelas, que pertenecen al ámbito privado y público, son algunas de las tantas que trabajan con aulas inclusivas.
"También se acercaron de algunos organismos oficiales como Defensa del Consumidor, Políticas Sociales de la Municipalidad y Educación de la Provincia", contó la directora. Durante la muestra, las visitas pudieron participar de los juegos, hacer uso de los materiales didácticos y ver algunas de las tantas producciones que hicieron los chicos durante el año.

De lo sencillo a lo complejo

La Fundación Anidar cuenta con 40 docentes y terapeutas y trabaja con la mayoría de las obras sociales. En aquellos casos en los que los pequeños no cuentan con esa cobertura, la institución ofrece becas.
Hellen Rivera es profesora de la Fundación y trabaja con niños con autismo. "Con muchos de estos chicos, necesitamos trabajar las habilidades de la vida diaria. A medida que van creciendo, todas esas tareas se vuelven más complejas", contó Hellen, mientras le mostraba a El Tribuno algunos de los libros sensoriales.
Joaquín Sarmiento es docente de la Sala Naranja de Adinar. "Desde principio de año trabajamos con el circuito productivo. Es por eso que trabajamos el origen de los productos que se consumen a diario como el pan", destacó el docente.
María Mendoza es la profesora de cocina de los chicos de Anidar. Ella trabajó con tres grupos la producción de masas dulces, conservas y salados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora