Marlene Herrera, la joven agente de la Policía de 28 años, que recibió un disparo de su esposo, se encuentra con muerte cerebral informaron fuentes a El Tribuno. En un primer momento se había dicho que la mujer había fallecido, pero luego se corrigió la información.
El hecho se produjo ayer en el paraje Piquirenda en jurisdicción del municipio de Aguaray, a unos 25 kilómetros al norte de Tartagal.
Marlene ingresó al hospital local en un estado gravísimo ya que el proyectil le ingresó por el rostro con salida en la nuca.
El esposo,Pablo Cardozo, un sargento de 42 años, quien fue el autor del disparo, apareció hoy muerto en un descampado del ferrocarril de la localidad fronteriza de Profesor Salvador Mazza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


bagre chuzero
bagre chuzero · Hace 11 meses

que lo maten al negro hdmp....en la misma carcel..cobarde borracho


Se está leyendo ahora