La floricultura local se prepara para darle más vida y un estilo diferente a la Navidad salteña. La propuesta: animarse a incorporar flores y plantas a la decoración navideña, dándoles a los festejos de fin de año un aire más fresco y norteño a la vez de revalorizar la flora autóctona y fomentar hábitos sustentables con el medio ambiente.
Guirnaldas, árboles y centros de mesa realizados con flores naturales son una alternativa distinta para darle vida a las fiestas de fin de año.
Esa es la idea de la 2ª Expo Feria Casa Flor, que se realizará los próximos 5 y 6 de diciembre de 10 a 19 en el CIC de Vaqueros (ruta nacional 9, al lado de la parroquia local). La entrada es libre y gratuita.
Habrá productores de toda la provincia que pondrán al alcance del público más de un centenar de variedades de árboles navideños naturales, guirnaldas, adornos, plantas autóctonas, kokedamas, arbustos, flores de estación, plantas de interior y exterior, sustratos, macetas en diferentes tamaños, estilos y colores; y accesorios para el jardín.
"Quisimos aprovechar esta época, ya que el 8 de diciembre se acostumbra armar el pesebre y el arbolito de Navidad. Preparamos para los clásicos el tradicional pino de Navidad y para los que aman nuestra flora, árboles nativos de Navidad, orquídeas, plantas de interior, kokedamas, adornos y guirnaldas para que estas fiestas sean diferentes", dijo a El Tribuno Norma Soria, presidenta de la Cámara Salteña de Floricultura (Casaflor), organizadora del evento.
También se brindarán charlas de capacitación sobre paisajismo, cultivos y flores tropicales, además de un taller de diseño ornamental para realizar centros de mesa navideño con flores frescas.
Demanda insatisfecha
Las últimas tendencias en cuanto a ventas y a estilos sugieren una revalorización de todo lo relacionado con lo natural.
Las flores se están poniendo de moda y, además, cada vez más gente decide tener sus jardines o sus propios cultivos, muchos de éstos orgánicos.
Esta tendencia que opta por lo natural y el cuidado del medio ambiente y de las especies nativas impacta también en el mercado.
Tanto Salta como Argentina registran una gran demanda de productos naturales que actualmente se halla insatisfecha, puesto que la producción local aún se encuentra en una etapa incipiente, aunque son cada vez más los productores que se animan a incursionar en un ámbito poco tradicional.
Sin ir más lejos, nuestro país importa por año 135 millones de flores y Salta tiene entre sus principales proveedores a Buenos Aires, Colombia y Ecuador.
"Hace tiempo que venimos insistiendo que la producción local no alcanza para abastecer la demanda. Para un evento como un casamiento, por ejemplo, se deben pedir las flores a Buenos Aires, algo incomprensible cuando en nuestra provincia tenemos todas las condiciones agroclimáticas para satisfacer plenamente las exigencias del mercado local", indicó Norma Soria.

La producción
En la provincia se producen lisiantus, fresias, marimoñas, claveles, gerberas, gladiolos y crisantemos, entre otros.
En cuanto a flores de corte, las zonas productoras son Cerrillos, Campo Quijano y Rosario de Lerma.
En el norte hay un solo productor, ubicado en Colonia Santa Rosa, una zona ideal para follaje y que aún no es aprovechada en todo su potencial.
En lo referido a viveros, especialmente los dedicados a la producción, la mayoría se ubica en el Valle de Lerma y en las localidades de San Lorenzo, Vaqueros y San Luis. En el interior los viveros se dedican principalmente a la reventa.

Las ventajas del sector
Salta cuenta con microclimas aptos para el cultivo de diversas variedades de flores y una amplitud térmica única.
"El norte salteño es ideal para la producción de flores tropicales y eso hoy no se está aprovechando. Tanto la provincia como el país tienen lo necesario para convertirse en exportadores de flores. Cualquiera que se dedique a hacer flores en Salta tiene la venta asegurada", dice Soria.
Además, la provincia cuenta con otra ventaja, en este caso relacionada al ámbito del conocimiento. El Inta Salta tiene un equipo de especialistas en floricultura de primer nivel.
De manera constante, brindan capacitaciones gratuitas sobre producción florícola y construcción de invernáculos para potenciar la producción.
Otra ventaja es que los productores están asociados y ya cuentan con una cámara propia. Casaflor se formó en 2009 con el objetivo de impulsar la producción y la comercialización de flores de corte y viveros en toda la provincia.









¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia