La nueva dinámica del mercado laboral

Alfredo Fagalde

La nueva dinámica del mercado laboral

El Día Internacional del Trabajador no debe ser solo una fecha conmemorativa, sino también una oportunidad para el llamado a la reflexión sobre la importancia de promover prácticas éticas y transparentes en el entorno laboral. Nos encontramos en un período en el que los modelos de trabajo tradicionales están cambiando y es importante que las organizaciones tomen conciencia de su impacto.
Las empresas deben asumir un papel activo frente a sus grupos de interés y las crecientes demandas de la sociedad. Resulta fundamental involucrarse con el entorno y asumir una función de liderazgo: las sociedades prosperan cuando los empleadores crecen e invierten, cuando las personas tienen la oportunidad de trabajar y contribuir en un ambiente sano y honesto. Esta sinergia ocurre cuando los ecosistemas de empleo trabajan juntos y adaptados al tiempo al que pertenecen. Esto dependerá de la capacidad para promover la sustentabilidad del talento, a través de la construcción de un contexto de trabajo saludable y próspero, dotado de agilidad, vitalidad y flexibilidad, además de entender que estamos frente a un mundo cambiante al que nos debemos readaptar constantemente.
Durante más de cincuenta años, ManpowerGroup Argentina ha identificado las tendencias que se manifestaron en el mundo del empleo. Hoy atravesamos la era del potencial humano, en la que el talento reemplaza al capital como motor del éxito empresarial y económico.
La clave para las compañías se centra en la capacidad de encontrar los perfiles acordes y ofrecer las condiciones para que estos liberen todo su potencial. Los líderes, a su vez, deben asegurarse de que sus organizaciones sean ágiles para responder rápidamente a los cambios constantes y generalizados en el mercado. Las empresas exitosas serán aquellas que creen políticas flexibles para la fuerza de trabajo, alineadas con su estrategia de negocios, con el fin de incrementar la productividad, aumentar la resiliencia e impulsar los resultados empresariales, incluso en circunstancias cambiantes.
Si bien aún queda mucho por hacer, el manejo de prácticas responsables es un imperativo estratégico que no podemos desconocer. La adecuación de modelos de negocio a este nuevo paradigma implica un esfuerzo de adaptación y apertura que hoy apuesta a promover el dinamismo, la sostenibilidad, la transparencia y la inclusión como los caminos para lograr un mercado laboral próspero y una agenda de cambio transformador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia