El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió ayer la Carta Democrática para Venezuela, convocando a una urgente reunión del Consejo Permanente para "promover la normalización de la institucionalidad democrática" en el país caribeño.
En un primer paso sin precedentes en el organismo interamericano, Almagro abrió el camino que podría conducir a la suspensión de Caracas de la OEA.
Para ello, el excanciller uruguayo convocó a una sesión urgente del Consejo Permanente entre el 10 y el 20 de junio, basándose en el procedimiento establecido en el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, de acuerdo al cual "el secretario general podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente".
Este procedimiento, continuó detallando el documento de 132 páginas presentado ayer por Almagro, deberá atender la "alteración del orden constitucional" y cómo la misma afecta gravemente "el orden democrático" de la República Bolivariana.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora