Las potencias mundiales expresaron su indignación ayer ante el nuevo ensayo nuclear norcoreano, y convocaron a una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.
Los 15 miembros del Consejo se reunían ayer, al cierre de esta edición, para consultas urgentes a solicitud de Estados Unidos y Japón.
"Cuento con que el Consejo de Seguridad se mantendrá unido y tomará la acción apropiada. Debemos romper de forma urgente este acelerado espiral de escalamiento", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.
El presidente Barack Obama dijo que Estados Unidos impulsará junto a sus aliados de la ONU "nuevas sanciones contra Corea del Norte".
Corea del Norte afirmó ayer haber logrado detonar una cabeza nuclear capaz de ser instalada en un misil, en lo que fue un quinto ensayo nuclear que provocó además un sismo de 5.1§ en la escala de Richter.
Condena argentina
Argentina expresó ayer "su enérgico repudio" a la nueva prueba nuclear que realizó Corea del Norte y consideró "impostergable" que el país "cese sus actos de hostilidad" y acate las resoluciones de la ONU que prohiben este tipo de ensayos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora