En lo que significa un fuerte golpe político al Gobierno, la oposición consiguió esta mañana quórum en la Cámara de Diputados para iniciar una sesión especial para aprobar iniciativas en contra el aumento de las tarifas de servicios públicos.

Con 130 diputados presentes, la Cámara baja inició a las 11 la sesión de hoy, donde se debatirán distintos proyectos destinados a anular la medida dispuesta por el Gobierno y actualmente congelada en la Justicia.

El número para la sesión especial se formó con el kirchnerismo (FPV), el bloque justicialista, el Frente Renovador (FR), el Frente de Izquierda (FIT), Compromiso Federal, el socialismo y otros bloques minoritarios. Al quórum lo completó el tucumano Juan Casañas, quien se escindió hace dos meses del bloque del radicalismo.

Como ninguno de los proyectos sobre las tarifas cuenta con dictamen de comisión, la oposición necesita una mayoría de dos tercios de los presentes para arrancar el tratamiento sobre tablas, algo que el oficialismo está en condiciones de neutralizar.

En el temario de iniciativas, el massismo pidió la interpelación del ministro de Energía, Juan José Aranguren, el kirchnerismo, por un lado, exigió suspender los aumentos por 180 días y, por otro, dejarlos sin efecto.

El FIT, a su vez, firmó un proyecto para congelar las tarifas y anular el aumento; el progresista FAP, derogar la resolución del Ministerio de Energía.

En una sesión que se espera que sea muy acalorada, la discusión se inició con una polémica sobre el reglamento que abrió Graciela Camaño. La titular del bloque massista aseguró que no se necesitan los dos tercios de los votos para aprobar las iniciativas del temario.

Fuente: LA Nación

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora