En abril, en medio de la crisis del dengue, concejales de Pichanal denunciaron que Julio Jalit se quedó con partidas que estaban destinadas a cubrir a las escuelas del trágico brote.
En 2011, cuando la localidad ocupaba titulares nacionales por la muerte de niños desnutridos, el concejal Carlos Castañeda lo había denunciado ante la Justicia Federal de Orán por enriquecimiento ilícito y malversación de fondos nacionales destinados a los comedores comunitarios.
Tras asumir como jefe comunal, sin consulta alguna ordenó volcar los residuos urbanos en una finca privada distante a 5 kilómetros del pueblo sobre la ruta provincial 5.
Por esa apropiación ilegal, el dueño del inmueble le inició acciones legales. Para sacarse la soga del cuello, el intendente solicitó la expropiación de esas tierras y las cámaras legislativas terminaron de aprobar la ley, entre idas y vueltas, el 4 de septiembre de 2014.
En ese predio, además del vertedero, se proyectaron una planta depuradora de líquidos cloacales, un matadero de ganado menor, la ampliación del cementerio y un grupo de viviendas para aborígenes.
La idea de acomodar a familias de la etnia wichi en medio de insalubres instalaciones desató duras críticas y fue oficialmente descartada, pero el intendente Jalit instigó a aborígenes a ocupar el predio y, de esa manera, forzó la aprobación del proyecto expropiatorio original.
Antes, el 23 de agosto de 2014, había salido una orden de desalojo del predio ocupado, pero el intendente de Pichanal había impedido la medida, enfrentando al comisario Darío González, quien por ese incidente terminó poco después trasladado a Orán. Cerca de esos terrenos, en las afueras de un colapsado cementerio, las tumbas empezaron a avanzar hacia las banquinas de las rutas y sobre las línea del Ferrocarril Belgrano como macabro testimonio del modo de manejarse del jefe comunal que el titular del Foro de Intendentes, Mario Cuenca, propuso como postulante del bloque a una banca de diputado nacional.

Denuncias cajoneadas

Desde 2009 se presentaron denuncias contra Jalit por enriquecimiento ilícito, incumplimiento de deberes y malversación de fondos, tanto en la Justicia ordinaria como federal de Orán. A lo largo de siete años, vecinos, concejales y diputados reclamaron que esas denuncias dejen de dormir en los despachos judiciales, pero Jalit ni siquiera fue conminado a cumplir con las leyes de transparencia por las que debía presentar y actualizar sus declaraciones juradas patrimoniales desde su primer mandato, en 2003, ante la Escribanía de Gobierno de la Provincia.
tierras.jpg
<div>Algunas de las propiedades del meteórico patrimonio del intendente Julio Jalit</div><div><br></div>
Algunas de las propiedades del meteórico patrimonio del intendente Julio Jalit

Aspirante a príncipe de la soja en Embarcación

El 25 de enero 2006, el extrabajador de los surtidores de KyM compró tres fincas por $4,5 millones. Con las 891 hectáreas que adquirió en Tres Pozos, Caraparicito y Pozo Cabado, sobre la ruta 53, en Embarcación, Jalit empezó a posicionarse como sojero.
En junio de 2009 añadió a su patrimonio otros dos campos en San Martín, sobre el camino a Padre Lozano. Pagó por 912 hectáreas $1.010.600, de acuerdo con las escrituras registradas en la Dirección General de Inmuebles. A fines de ese mismo año, Jalit compró otra finca de 221 hectáreas en Pozo del Cuico, Orán, por US$ 88.000.
Entre abril y mayo de 2010 adquirió tres campos más, con una superficie de 874 hectáreas, sobre la ruta 53. Pagó US$ 432.300, equivalentes en ese momento a $1.700.000.
Puesteros criollos de La Estrella, en el cruce de las rutas provinciales 5 y 13, señalaron a Jalit como presunto dueño, socio o administrador de fincas que figuran con otros titulares.
Pobladores de la zona relacionan al intendente de Pichanal con campos que adquirieron diferentes empresas en La Estrella, Martínez de Tineo, Ramaditas, San Jorge y Campo del Tigre y que fueron desmontados, entre 2009 y 2011, violando la prohibición dictada por la Corte Suprema.
Más de un lugareño señaló a Jalit como "manejador de los campos" que compró en las cercanías de La Estrella la empresa La Gringa. Con ese apodo es conocida la esposa de Jalit, Margarita Ramírez. Esas fincas fueron desmembradas del Lote Fiscal 12, mediante juicios de prescripción adquisitiva que entabló contra la Provincia Iván Oliva, un puestero de La Estrella cercano al intendente de Pichanal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


nelida mercedes vaquera vaquera

Otro kk miserable

JUANJO GAR
JUANJO GAR · Hace 1 mes

un delincuente mas de los tantos que tenemos en esta provincia

maria lopez
maria lopez · Hace 1 mes

me gustaria ver que opinan los opinologos k, a ver como van a defender

maria lopez
maria lopez · Hace 1 mes

es peronista no? , que raro , y mas raro aun es que nadie investiga a todos estos nuevos ricos , que pasa que nadie se anima , y la afip para que esta no ven ? , al final aca los periodistas tienen que hacer el trabajo de la justicia

franco gonzalez
franco gonzalez · Hace 1 mes

QhdP robarle la comida a los niños de los comedores . Hasta donde llega la usura. Cuando la justicia hara lo que tiene q hacer. O acaso tendran que aparecen en canales de televisión de bs as. Para que se muevan de una vez.


Se está leyendo ahora