La parábola de los "trífugos"

Gustavo Barbarán

La parábola de los "trífugos"

María Eugenia debe haber respirado con alivio cuando se enteró que los tres criminales con cara de "pibes de rrioba", eludían cercos por Santa Fe. Ella no pudo zafar con el argumento evidente que el Servicio Penitenciario -de donde salieron lo más campantes- es federal. Pero a la facilidad de una salida sin permiso, se añadió la ineficiente y tragicómica persecución digna del show de Benny Hill a cargo de la mejor-
policía-del-mundo/maldita-policía.
El periplo santafecino con el protagonismo de Gendarmería Nacional ha endosado el problema al presidente Macri: ahora ya es indubitada cuestión nacional y condicionará severamente su mandato si no los pillan nunca o los encuentran muertos.
Mientras tanto, sin perjuicio de pullas y reproches recíprocos politiquería barata- entre los que se fueron y los recién llegados, presenciamos el hecho como espectadores de una road movie. Tal posición cínicamente cómoda quizás sea una reacción del inconsciente colectivo, que se resiste a asumir el contexto de decadencia cívico-moral que el suceso implica.
Pero, frente a eso, ¿qué puede hacer la mera gente, la que todos los días aumenta y padece su dosis cotidiana de incertidumbres y desconfianzas? Por lo pronto aprender a mirar el bosque más allá del árbol y sacar conclusiones, alguna de las cuales en tanto ciudadano común y sin descubrir la pólvora- exponemos a continuación.
1 Esta trifulca dejó en evidencia la ineficacia de la seguridad colectiva nacional, lejísimo de constituir un "sistema". Ello involucra a los servicios penitenciarios nacionales y provinciales, a las policías provinciales y a las grandes fuerzas de seguridad (GN, PFA, PSA, PN). Cada una en su medida, pues es injusto y contraproducente que todos sus componentes caigan en la misma bolsa.
2 Es muy difícil establecer un sistema de seguridad eficaz, responsable y probo sin saber exactamente cuál es el estado de cada servicio o fuerza: presupuesto, cantidad de efectivos, nivel de preparación, recursos tecnológicos, cantidad y calidad de elementos de protección personal, capacidad de movilización, proyección estratégica y varios etcéteras.
3 Imprescindible la coordinación de inteligencia entre todas las fuerzas, tema irritante que despierta reacciones políticamente correctas de sectores progresistas y bienpensantes... y le hacen el caldo gordo a los malvivientes. La des-coordinación evidenciada en el atentado contra la AMIA, la esfumación de María Cash (por citar solo uno de esas características), el caso Nisman y la triple fuga, sobran como ejemplos y bastan para corroborarlo.
4 La sociedad argentina debe asumir, de una vez por todas, que está totalmente penetrada por el narcotráfico y su capacidad corruptiva. Ese deletéreo maridaje se comprueba con un dato revelador: los tres muchachos siguen juntos, lo cual presupone una red de logística aceitada. Pese a tanta monserga inservible en época de vacancia de noticias, no se reparó demasiado en semejante detalle que podría conducir a develar las complicidades y sus encastres.
5 - Poder es impunidad, decía Yabrán. Lo sucedido no hubiera ocurrido así de fácil sin un vasto entramado de complicidad política y judicial. ¿A qué niveles? Obvio que este aspecto no solo es el más difícil de comprobar sino que constituye la cuestión de fondo: erradicada esa maraña corrupta, podríamos alentar la esperanza de frenar la decadencia. Para haber llegado a este punto - para ser justos- hace también necesario un relevamiento de lo hecho y no hecho en los últimos 50 años.
Según el Diccionario de la RAE, una "parábola" es la narración de un suceso fingido del que puede deducirse una verdad importante o una enseñanza moral. Horroroso: el suceso comentado no ha sido fingido, es tan real que sus protagonistas deben estar huyendo también de sus "protectores" (por tanto no es descartable la hipótesis de que se entreguen y escapen del fuego cruzado en que se han metido).
En cuanto a la verdad importante o la enseñanza moral que deja el suceso, cada cual medite, asuma su cuota de responsabilidad cívica y actúe en consecuencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia