El Gobierno nacional resolvió restañar todas las heridas con la administración salteña y envió a la primera línea a reivindicar en territorio provincial el Plan Belgrano, y poniendo el acento en el aspecto productivo.
La sorpresiva visita el jueves del responsable del Plan, José Cano, quien se entrevistó con el jefe de Gabinete, Carlos Parodi, trató de tender un manto de olvido sobre el intercambio de munición gruesa que protagonizara aquel funcionario con Juan Manuel Urtubey y sus escuderos.
El viernes llegaron nada menos que el jefe de ministros nacionales, Marcos Peña, y el ministro de Gobierno, Rogelio Frigerio, con un discurso inequívoco de consolidación de la alianza con Urtubey. Este último aclaró, conciliador: "A veces nos peleamos con mi amigo Cano".
Más allá de las demoras en las licitaciones y en la sensación de parálisis que persiste en torno de ese proyecto de desarrollo, el Gobierno nacional nunca deja de ratificarlo con contundencia. Es cierto que falta protagonismo local.
Por una parte, el referente designado para Salta es Roberto Ulloa (h), de perfil tan bajo que sus opiniones no se suelen escuchar, aunque es un concurrente asiduo de los actos relacionados con el Plan.
El coordinador del Belgrano Productivo, Federico Fernández Sasso, dos semanas atrás había sido muy preciso al exhibir interés en la incorporación de toda el área pintada de amarillo (más de cinco millones de hectáreas) en territorio salteño para llevar adelante un desarrollo ganadero diversificado, actividades frutihortícolas y agrícolas y otras producciones, todas orientadas a la industrialización. La misma señal dejaron los funcionarios del Ministerio de Trabajo que, encabezados por el subsecretario de Políticas y Estadísticas Laborales, José Anchorena, disertaron en la UNSa, invitados por el Ielde. Claro que aún faltan respuestas concretas de la administración provincial.
El gobernador Juan Manuel Urtubey ratificó ayer su apoyo al actual Gobierno nacional. "La gente quiere que cuando se terminan las elecciones todos tiremos para el mismo lado, con la misma camiseta", dijo a Télam, y se mostró crítico del PJ: "Tal como está, el peronismo no constituye una alternativa de poder real".
Ese gesto, que supone una alianza inusualmente fuerte con Mauricio Macri, no se tradujo todavía en avances de la Provincia para sumarse y motorizar a nivel local un proyecto nacional para el que no escatima elogios y buenos augurios. "Hay que empezar a pensar a mediano y largo plazo el país", dijo ayer, y sostuvo que medidas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri "nos ayudarán a que en unos cuatro o cinco años".
En Salta, el proyecto de recuperación ganadera aún no está en marcha. La ley 7.952 para crear un Régimen Provincial de Promoción de la Ganadería no reúne esas condiciones.
El Plan Belgrano productivo apunta a un desarrollo ganadero ultracompetitivo, que permita producir carnes de exportación y que abastezca el consumo interno provincial. La idea de crear una especie de "junta provincial de granos" para regular "los valores referenciales de los granos destinados a la transformación en carnes, leches, huevos y sus derivados en la región" era insostenible, y la vetaron antes de promulgar el texto el viernes. También vetaron el artículo que estipulaba la distribución de fondos recaudados por esta ley. El problema es otro. Salta debe desechar prejuicios urbanos y habilitar tierras para que, de acuerdo con las leyes de la economía rural, se combinen las pasturas con la agricultura y la ganadería, paralizada desde 2008.

Parasitosis inoportuna

El viernes, medios cercanos al Gobierno difundieron la información de que el 23 de agosto fueron detectados centenares de casos de parasitosis en ganado de un feed lot de Anta. Se trata de una zoonosis asintomática que recién se detecta en el faenamiento. Las medias reses que se pudieron rescatar tienen el sello de autorización de Senasa, que no solo debió impedir que salieran del sacrificio sino que debería haber denunciado el brote. Un frigorífico conservó en frío 300 medias reses, que fueron destruidas en digestor. No se sabe cuál es el total de la carne contaminada. Se trata, de todos modos, de productos con destino de exportación. Hay varios problemas adicionales. El decomiso recién se produjo el 14 setiembre -22 días después de la detección- y se conoció el viernes pasado. Además, el frigorífico que compró las 150 cabezas -ya confirmadas para faena -, y conservó esa carne abonó un costo elevado de mantenimiento, no va a querer pagar el ganado al feed lot. El control de la sanidad corresponde exclusivamente a Senasa y el Estado provincial no tiene atribuciones ni equipamiento técnico para intervenir. Pero el Gobierno salteño preside la Comisión de Sanidad Animal (Coprosa) y el caso afecta a la cadena productiva local. No cabe esperar “que llueva café”


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Huracán del Norte
Huracán del Norte · Hace 1 mes

Con semejante inútil de gobernador!!! 10 años en el poder, además de poblar de funcionarios el Valle Escondido, no hizo nada.

Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 1 mes

Según el presupuesto nacional "al ambicioso plan Bel grano"tiene un presupuesto de ¡¡ocho millones de pesos!! ¿ que gran obra pueden hacer con 8 millones de pesos? VAYAN A MENTIR A LA CONCHA DE SU MADRE HIJOS DE MIL PUTA.


Se está leyendo ahora