¿Retrasar el envejecimiento?
"El envejecimiento es un proceso complejo que nos lleva a combinar los recursos médicos para combatirlo de forma más efectiva. Es necesaria la formación y experiencia en el manejo de todas las 'herramientas' disponibles, de forma individual o como parte de un plan de tratamiento médico-estético global", dice la médica dermatóloga estética Mariela Nazar.
La profesional dice que los tratamientos de rejuvenecimiento facial deben programarse combinando procedimientos, ya que cada procedimiento actúa a un nivel determinado. "Con los tratamientos médicos buscamos devolver la forma perdida, reponer volúmenes, atenuar arrugas, modular la musculatura y tratar el rejuvenecimiento de superficie (arrugas finas, manchas, poros dilatados, telangiectasias).
Actualmente realizamos procedimientos estéticos no invasivos o mínimamente invasivos que permitan a los pacientes continuar con sus actividades cotidianas después de realizado el tratamiento. Se pueden realizar procedimientos habituales como microdermoabrasión con microcristales, peelings químicos, luminoterapia con leds, implantes de rellenos de ácido hialuronico y bótox", explicó. "Actualmente se sabe que la aplicación de bótox actúa como preventivo de las arrugas, si se aplica antes de que las arrugas de expresión dejen arrugas estáticas", agregó.
Nazar comentó que en su centro de estética (Los Inciensos 487, Tres Cerritos), se realizan tratamientos como el plasma rico en plaquetas que ayuda a mejorar la calidad y tono de la piel. Asimismo utilizan procedimientos terapéuticos de alta tecnología como radiofrecuencia facial y corporal para mejorar la flacidez, luz pulsada intensa para mejorar manchas y textura de la piel y láseres para mejorar arañitas y manchas vasculares.
Estos procedimientos, repetidos en el tiempo, además de mejorar aspectos del envejecimiento cutáneo, promueven cambios benéficos naturales como la formación de nuevo colágeno y la reeducación de la mímica facial.
Los cuidados del sol
La mejor manera de prevenir los daños que ocasiona la radiación ultravioleta en nuestra piel es aprender a protegerse del sol:
-No exponerse al sol entre las 10 y las 16.
-La protección solar debe ser permanente y adecuada a las condiciones particulares de cada individuo como el fototipo de su piel, edad, estado de salud, lugar de residencia, actividad habitual, actividad de recreación, antecedentes familiares de cáncer de piel.
-Aplicar los protectores solares media hora antes de exponerse al sol y renovar la aplicación cada dos horas o luego del baño o transpiración importante.
-Recordar que la arena, el agua y la nieve aumentan, por su reflejo, la acción del sol.
-Usar protección también en los días nublados; los rayos UV actúan igual.
-Evitar las camas solares, son las más perjudiciales ya que trabajan emitiendo radiaciones UV A y B.
-Proteger especialmente a los niños.
-Durante el verano, además de proteger la piel, es necesario reforzar la humectación y emplear sustancias antioxidantes que contengan Vitamina C, Vitamina E, ya que nos ayudan a defendernos mejor del sol.
maquilaje1.jpg

.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora