*

La pobreza es más que visible
La agrupación política Barrios de Pie se manifestó ayer frente a la Legislatura para "visibilizar la emergencia social". Sus interlocutores fueron el exradical Matías Posadas y el justicialista Manuel Santiago Godoy, ambos oficialistas.
El organizador de la marcha, Ignacio Palarik, dijo buscar "expresiones a favor de la ley" de emergencia social impulsada por la oposición a nivel nacional. A partir de que elIndecsinceró los verdaderos índices de lapobreza, Palaric insiste en denunciar que "hay un gran deterioro social en la Argentina", y utiliza la palabra "visibilizar". Eso es lo que hizo el sinceramiento del Indec al cabo de 10 años de ocultamiento de datos y un año después de que los ahora opositores y antes oficialistas aplaudieran a la presidenta Cristina Fernñandez de Kirchner cuando aseveraba que en el país "hay menos pobres que en Alemania".
Según las estadísticas coincidentes de varias consultoras de diversa orientación ideológica, Luego de 14 años de emergencia económica, declarada y renovada sistemáticamente desde 2002, el país terminó sumido en la emergencia social, aunque el dato no es atribuible a un período de gobierno. Es llamativo que entre 1989, cuando el peronismo llegó al poder, hasta que fue desplazado por el macrismo, la pobreza se duplicó. La visibilización de la pobreza es imprescindible para superarla y no se hace con marchas sino con la generación de bienes y de empleo, y con políticas educativas que garanticen la inclusión
La emergencia social es el gran desafío. El proyecto de ley en cuestión propone un refuerzo del 15% de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y por embarazo por el plazo de un año. La iniciativa tendría un costo fiscal de $ 1.500 millones para este año y de $ 7.700 millones para el próximo. El proyecto también propone la creación de un millón de puestos de trabajo y de un "salario complementario" para trabajadores de la economía informal.

Sedantes y nada más

Según la consultora cordobesa Idesa, el sinceramiento del Indec confirmó la abismal desigualdad en la distribución personal de los ingresos. "Las políticas tradicionales, como la reapertura de paritarias, el bono de fin de año o exenciones en el impuesto a las ganancias no aportan solución, ya que la mitad de los ocupados cobran menos del salario mínimo legal y trabajan en la informalidad. La prioridad es crear un estatuto tributario y laboral especial para pequeños emprendimientos". Es más difícil resolver esto que hacer una marcha o macanear en cadena.
Según Idesa, en el 30% de los hogares de menores ingresos, habita el 42% de la población y reciben el 16% de los ingresos urbanos totales. En el otro extremo, en el 10% de los hogares de más altos ingresos habita el 6% de la población y recibe el 23%. El 50% de los ocupados gana menos de $8.000 mensuales; el 30% que le sigue obtiene remuneraciones entre $8.000 y $15.000 mensuales. El 20% de mayores ingresos obtiene valores superiores a $15.000 mensuales.

Salta, la pobre

Un informe del Ielde, que dirige el economista Jorge Paz, en el que colaboró la economista Carla Arévalo, indicaba en enero que con un 40%, Salta tiene el porcentaje más alto de pobreza multidimensional de la Argentina. Lo más preocupante es la alta dependencia de los subsidios o la caridad (48%), los salteños radicados en zonas de basurales (31%), la cantidad deadultos mayoressin previsión social (22%) y el porcentaje de vecinos sin cobertura médica (22%).
En pocas palabras, la emergencia social ya venía siendo visible sin necesidad de marchas y a despecho de las estadísticas adulteradas.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...