Los pequeños productores pomeños comenzaron por estos días con la preparación de la tierra para la siembra de arveja y zanahoria, dos de los principales cultivos de la zona, mientras que en los parajes cercanos, Rodeo y Toro Viejo, ya están listos para cultivar cebolla, tomate y pimiento. Se suman la papa y el maíz, pero en menor escala y prácticamente para autoconsumo, mientras que la quinua va ganando terreno lentamente en la zona.
"Nuestros productos son de excelente calidad y los ubicamos en el Cofruthos, mientras que los jujeños los adquieren directamente de La Poma. Es importante que los salteños conozcan que cosechamos hortalizas que se incorporan al mercado local y que son un importante sustento económico en nuestra región", dice el intendente Juan Edgardo Mamaní en un diálogo con El Tribuno.
Pero no solamente pone el acento en el trabajo agrario del pueblo, sino que apunta al impulso del turismo en una región con mucha naturaleza y cultura andina pura para disfrutar, pero que aún necesita desarrollar infraestructura para unirse al circuito de la conocida vuelta a los Valles Calchaquíes.
"Trabajamos para ofrecer las comodidades que requiere la recepción de visitantes, porque La Poma había quedado relegada en los últimos años y queremos recuperarla. Por eso estamos construyendo un camping municipal con capacidad para 70 personas aproximadamente y que, según estimamos, estará concluido antes de fin de año. Simultáneamente coordinamos estrategias turísticas con los estudiantes del terciario que tienen esa orientación académica y que se conviertan en los mejores guías para explotar al máximo las bellezas y la magia de esta zona", enfatiza Mamaní.

Cultivo de la trucha y fiesta

Los movimientos en materia turística muestran a las claras que los pomeños quieren estar listos para dos actividades fundamentales, como son las fiestas patronales en diciembre y el Festival de la Trucha los primeros días de enero.
"Ese mes es una tentación, porque se preparan los platos más variados y exquisitos elaborados con truchas, y esperamos que los turistas los disfruten a pleno y nos acompañen en el festival".
Justamente, esta semana los productores de truchas acordaron con sus pares de Pulares el cultivo de alevinos para aumentar la cantidad de peces. "Vamos a llevar 5 mil alevinos para sembrar en los ríos pomeños y cuidamos que la veda se cumpla a rajatabla, como en esta época que no se puede pescar para permitir la reproducción y crecimiento", explica Mamaní.
Y deja en claro que las rutas están en perfectas condiciones para llegar. "En el último tramo, entre Payogasta y La Poma, hay máquinas de Vialidad Nacional que hacen un mantenimiento constante de la ruta 40 y se hacen algunas obras de ensanchamiento, por lo que el viaje es muy tranquilo", aseguró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Comentá esta noticia


Entrelos cerros y quebradas
Entrelos cerros y quebradas · Hace 3 meses

Hermosa y encantadora Poma!