*

La prohibición de las carpas en Salta complica a Vaqueros
En la ciudad de Salta las autoridades municipales tomaron la decisión de prohibir las fiestas que se realizan en las carpas debido, en gran parte, a los desmanes que se producen y las consecuentes quejas de los vecinos. Sin embargo, el problema ahora se trasladó al interior. "En Vaqueros siempre hubo carpas, incluso también está el predio del Fortín Gaucho donde hay actividades, pero con menos público y nunca tuvimos problemas, pero ahora el descontrol es absoluto", dijo María Julia Peralta, una de las tantas pequeñas productoras que venden sus productos en el mercado vaquereño.
Los vecinos están temerosos porque, sobre todo, los fines de semana la situación se descontrola totalmente. Son miles las personas que van a los ríos Vaqueros y Wierna produciendo un embotellamiento en el puente de acceso. Los habitantes de Vaqueros, la Calderilla y La Caldera se encuentran entrampados, "No podemos ni entrar, ni salir de nuestras localidades. Si tenemos una emergencia, como ya ha pasado, tardamos hasta tres horas en la ruta para poder pasar a la ciudad", dijo María Julia, notablemente angustiada. La mayoría de las personas que vienen de diversos barrios de la ciudad, pasan el día en el río y los más jóvenes se van a los bailes en la carpa. Por lo general los números musicales arrancan entre las 16 y las 18 para finalizar a las 24. Los vecinos se quejan porque la música está a un volumen tan alto que a un vecino le rompió un ventanal.
La venta de alcohol es a destajo. Se puede observar a jóvenes y adultos, hombres y mujeres con bebidas en las manos, incluso algunos menores. Esto se agrava a partir de las 24 cuando concluye la carpa. En esos momentos se producen incidentes que llegan a ser graves como ataques con piedras a los colectivos o subir a los mismos protagonizando peleas campales en su interior. "Está viniendo muchísima gente de la ciudad salen totalmente alcoholizados y se obstruye el tránsito.Esta situación nos está desbordando", dijo Carlos, un vecino de la zona.
Los lugareños se reunieron el 20 de diciembre con el intendente Daniel Moreno a los fines de buscar una solución. Muchos de los vecinos piden la erradicación de la carpa, pero además plantearon la urgencia de crear otro ingreso a la ciudad debido a que el puente está totalmente colapsado. En esa reunión, uno de los vecinos que es geólogo, planteó la posibilidad de recuperar un viejo camino que existe desde e puente Wierna hasta el cruce del Mojotoro, es decir por atrás. Allí se saldría a la altura de la Universidad Católica. El gasto más importante sería la instalación del puente sobre el Mojotoro. Por ahora, no hay respuestas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...