La posesión de terrenos y las irregularidades en las escrituras son una constante en buena parte de la provincia y generan situaciones que, en muchas ocasiones, rozan la violencia. Es lo que ocurrió el jueves pasado en un sector de Vaqueros conocido como La Isla, donde Ramón Pacheco, quien asegura que está allí desde hace 40 años, produce hortalizas y cría gallinas en una economía de nivel familiar, lo que le permite vender a pequeña escala y sostenerse.
Pero la tranquilidad se acabó cuando tres personas llegaron en una camioneta y prácticamente tomaron posesión del terreno en nombre de Pablo Torrejón, comprador de esas tierras.
Según Pacheco y un vecino del lugar, los hombres se presentaron violentamente y amedrentaron a los pobladores. "Golpearon a Jan De Souza Correa, presidente de la Asociación de Pequeños Productores del departamento La Caldera, quien acudió en defensa de Pacheco y de su esposa e hijos. Amenazaron a uno de los chicos de 6 años y luego le tiraron la camioneta encima a mi padre cuando fue a frenar esta situación. No conforme con eso, luego le pegaron en el piso entre todos y, cuando mi padre salió del terreno siguieron golpeándolo", denunció públicamente Tane De Souza, hijo del hombre que dijo haber sido agredido.
A la Justicia
El área tiene unas 70 hectáreas de las cuales 10 ocupa Pacheco, en tanto diez familias más trabajan como pequeños productores en este sector, ubicado al final de la calle Wierna, en la rivera del río.
Pacheco carece del título de propiedad y explicó que, como ocurría a mediados del siglo pasado y aún hoy, todo se hacía verbalmente.
Los primeros datos indican que esas tierras pertenecerían a la familia Serrey, cuyos descendientes residen en Buenos Aires y los derechos sucesorios habrían sido adquiridos ahora por Torrejón.
Por eso intervino la fiscal penal 1, Gabriela Romero Nayar, quien concurrió al lugar en conflicto para dialogar con las partes, dispuso una medida de no innovar y convocó a una mediación que continuó ayer con una propuesta por parte del nuevo propietario: la cesión de 3 hectáreas para que desarrolle su actividad laboral ya que, según se indicó desde la Fiscalía, la familia Pacheco no reside en el lugar sino que tiene otro domicilio.

Apoyo de productores

Tras lo ocurrido, los pequeños productores y vecinos de Vaqueros se reunieron el jueves para interiorizarse de los detalles. La cuestión derivó en una denuncia policial por parte de Souza Correa que pasó a la Fiscalía mencionada y simultáneamente, anticiparon que tramitarán la posesión veinteñal del terreno para Pacheco. Hasta ahora, ninguno de los vecinos atestiguó la presencia de esa familia en el lugar en los últimos 40 años.
En el encuentro participaron el intendente de Vaqueros, Daniel Moreno, la senadora de La Caldera Silvina Abilés, la diputada Rosana Guantay, concejales y el exdiputado Miguel Calabró.
Los vecinos insisten en conocer la delimitación del terreno entre lo que corresponde a la sucesión y lo que pudiera ser terreno fiscal. En la ocasión, Souza Correa aseguró que "tienen miedo a las actitudes agresivas, a la violencia en el trato porque todos tenemos familia y no queremos que ocurran nuevos hechos como el que pasaron los Pacheco", señaló.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...