El Gobierno de Salta firmó ayer con las 60 intendencias provinciales el acta acuerdo para llevar adelante el "Plan Bicentenario de la Independencia" para la ejecución de las obras públicas seleccionadas por las comisiones departamentales. Estas acciones tienen como principal objetivo reactivar, a través de obras de infraestructura, las economías de los municipios, fuertemente afectados por la situación de inestabilidad que se vive en el país.
A través de este plan se canalizará el 20 por ciento de los 300 millones de dólares que el Gobierno salteño consiguió en el mercado de capitales en junio el pasado.
En la ocasión, además, se firmaron los primeros 16 convenios de obra con siete comunas de la provincia y dos acuerdos para la compra de maquinaria para el municipio de Rosario de Lerma. En este primera etapa la inversión supera los 39 millones de pesos.
Asimismo, a estos convenios se sumarán más de 33 obras que ya fueron licitadas.
"Queremos acelerar el proceso de inversión y de crecimiento", fueron las palabras del gobernador de la Provincia, Juan Manuel Urtubey, quien encabezó la firma de los convenios junto al jefe de Gabinete, Carlos Parodi y los ministros de Hacienda y Finanzas, Sebastián Gomeza, y de Infraestructura, Baltasar Saravia.
Pautas del Plan
Los intendentes presentes firmaron en primer lugar un convenio marco que, según explicó Parodi, "establece cuáles son las pautas mínimas que se tienen que respetar en el proceso con el objetivo de mostrar trasparencia".
El convenio establece que el dinero que los municipios podrán pedir deberá ser destinado exclusivamente para obras de infraestructura o compra de materiales o maquinaria para este fin.
Los proyectos de obras públicas deberán requerirse ante el Ministerio de Infraestructura, Tierra y Vivienda y las solicitudes para la adquisición de maquinarias y equipos ante la cartera de Hacienda y Finanzas.
Los municipios tendrán tres opciones para la formalización de la obra pública: contratando a través del Gobierno provincial, contratando desde el municipio o directamente por administración propia, que implica que las mismas comunas se hagan cargo de los trabajos.
También se aclaró que cada intendente podrá pedir hasta un 30% del anticipo de la obra si así lo desea.
El gobernador Urtubey remarcó además que los municipios no deberán devolver "ni un centavo del dinero que la Provincia les otorgará", aunque apeló a la responsabilidad de los jefes comunales para llevar adelante estos trabajos.
"Hemos tomado la decisión de realizar una administración compartida entendiendo que los jefes municipales son los que están más cerca de los vecinos, conocen más sobre sus necesidades y deben tener la posibilidad de brindarles respuesta", completó el gobernador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


enrique alcala
enrique alcala · Hace 1 mes

Con tantos ladrones, obsecuentes y chupa pijas en el gobierno no se si veremos las obras.

Se está leyendo ahora