A mediados de junio, familias criollas de un paraje cercano a Morillo, sufrieron un violento desalojo en el que participaron 70 policías en horas de la madrugada y arrasaron incluso con viviendas y alambrados, dejando escapar a sus animales de criadero.
El desalojo en ese momento tuvo asidero en una orden judicial a favor de la empresa Doble Zeta SRL -aún a pesar de la ley 7658 que lo prohíbe- . Esto despertó la preocupación de la organización civil Greenpeace y ahora el Gobierno de la Provincia anunció que recibirá a los ambientalistas.
Según la agencia Télam, el Gobierno quiere hablar sobre "confusiones en cuanto a derechos" que generó violencia en la provincia en el marco de conflictos por la tierra.
El ministro de Ambiente y Producción Sustentable de Salta, Javier Montero, dijo que el encuentro se realizará en la Casa de Salta en respuesta a una carta que Greenpeace envió al gobernador Juan Manuel Urtubey el pasado 24 de junio en la que denunció el "aumento de la violencia" de empresarios de agronegocios contra comunidades campesinas e indígenas.
"La inquietud que ellos manifiestan es válida, el gobierno también las tiene, las ha recibido y está actuando para resolverlas" indicó el ministro pero puntualizó que hubo relevamientos "autónomos" en tierras privadas que generaron confusión y conflictos.

Montero puntualizó, aunque sin nombrar a Greenpeace en este caso, que "de manera autónoma realizaba relevamientos en las tierras privadas y generaba expectativas que luego para la gente se transformaban en posibles derechos y generaban confusiones que derivaban en conflictos, incluso violentos".

En la carta a Urtubey firmada por Hernán Giardini, Coordinador de Campaña de Bosques de Greenpeace denuncian "cambios" en la zonificación de las áreas protegidas anticipatorios de violencia ante el previsible avance de las topadoras para desmontar el bosque.

"Los bosques nativos que originalmente fueron clasificados en las categorías rojo y amarillo deben continuar en pie. Su desmonte tendrá un impacto ambiental significativo y afectará seriamente a muchas comunidades campesinas e indígenas. Permitir la deforestación en esas zonas vulnera en forma flagrante la ley nacional vigente e ignora las demandas de la sociedad" asevera el texto enviado a Salta.
Añade que Greenpeace reclama a los empresarios y funcionarios responsables "la inmediata cancelación de dichos permisos y el respeto estricto a la zonificación originalmente asignada por el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de la provincia".
En tanto para el gobierno de Salta, la reunión del miércoles próximo apunta que "ellos sepan cuál es la visión de nuestro ministerio y la visión del gobierno de Urtubey en desarrollo ganadero, cuidado del ambiente y el tema sustentable en el medio. No hay dudas que a eso lo compartimos y lo respetamos.
Vamos a charlar de lo que viene y planificar con ellos como se sigue, porque también está la otra parte, que es la agropecuaria que también tiene la inquietud de hacia donde va la provincia".



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Piolin de Macramé
Piolin de Macramé · Hace 5 meses

Uno de los pocos salteños que tuvo el coraje de desafiar públicamente a Greenpeace, con fundamentos es Darío Arias (vean este video, por ejemplo, desde el minuto 23): http://resourcesec.com/noticias/secciones/impulso-de-los-medios-alternativos-de-solucion-de-controversias/ El gobierno de Salta no tiene gente que conozca los temas técnicos como para sentarse a negociar con los ambientalistas, no para promover las inversiones...


Se está leyendo ahora