Siguen sumándose áreas protegidas en la provincia. Esta vez en Vaqueros. Se trata de la finca La Huella, ubicada en la localidad de Vaqueros, dentro del ejido urbano y cuenta con una superficie de 33 hectáreas aproximadamente, de las cuales 11,5 hectáreas son de remanente de Bosque nativo. Actualmente se destina a actividades productivas sustentables y de tipo agroecológico, lo que contribuye a garantizar la salud ambiental y garantiza la presencia de biodiversidad, ya que durante los procesos no se utiliza ningún tipo de producto químico.
El contexto natural, productivo (agroecológico) y su cercanía a centros urbanos, le otorgan al área un importante potencial para la educación e interpretación ambiental y la promoción de la protección del ambiente, actividades que ya se realizan en el área a través de iniciativas tales como "La Granjuela" para niños y los programas de voluntariados para jóvenes y adultos.
'La incorporación de áreas protegidas privadas es una estrategia que busca incrementar la participación activa del sector privado en la conservación y desarrollar unidades que promuevan actividades productivas sostenibles' sostuvo la secretaria de Ambiente, Irene Soler.
La incorporación de la superficie se realizó bajo la categoría de Reserva de Usos Múltiples, y fue concretada por el sub-programa Conservación Privada y Municipal de la Secretaría de Ambiente, a cargo del ingeniero Ignacio Goytia. El acuerdo fue rubricado por la secretaria Irene Soler y los propietarios de la finca, la familia De Souza Correa Lubel.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora