La mayoría de los fieles destacó la reflexión sobre la pobreza que hizo el arzobispo Mario Cargnello durante su homilía en la procesión del Milagro ayer a la tarde. La idea de que se debe compartir con la gente que no tiene para vivir, el duro llamado de atención a los políticos y la mención a la situación que atraviesan los jóvenes por las adicciones fueron otros pasajes destacados del mensaje para los ciudadanos que dialogaron con El Tribuno al final de la ceremonia.
A Walter José, de Vaqueros, le llegó profundamente la parte de la homilía dirigida a los jóvenes y también a los empresarios. "Por una parte, la drogadicción realmente está arruinando a muchos chicos y, por la otra, el arzobispo le dijo a los ricos que tienen que compartir más con la gente pobre; eso uno lo ve a diario", señaló.
Marta Arroyo resaltó del mensaje las palabras "paz, unidad" y que se debe pensar en los jóvenes que hoy están muy desprotegidos por el vicio y las adicciones. “Lo que más me quedó es el mensaje de paz y que debemos pensar en los jóvenes; hoy están muy desprotegidos. La droga abunda en todos lados y los perjudica. Sin jóvenes no hay futuro”, señaló.
“Me llegó mucho cuando dijo que hay que poner una mirada sincera a la situación; cómo vamos a trenzar nuestras vidas de aquí en más: con los elementos preparados o improvisando”, observó Marcelo Ovando.
Para Elizabeth Escobar, "la pobreza, la gente que está sufriendo por un techo, trabajo y la situación de los jóvenes que estamos perdiendo por la droga", fueron los puntos relevantes del sermón de Cargnello.
Juan López, por su parte, dijo: "Siempre se debe aumentar la fe y rezar mucho. No hay que alejarse de la Iglesia como lo hacemos últimamente".
“A mí me gustó mucho que monseñor Cargnello haya sido duro con todos los políticos, con tanta miseria que hay en este momento ellos deberían esforzarse más y trabajar para la gente”, comentó Gabino Solís.
Entre los usuarios de Facebook, lo más comentado fue la exhortación a los políticos. Cargnello dijo que los funcionarios deben "sacrificar sus vidas en el servicio al bien común".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Luis Ricardo Díaz
Luis Ricardo Díaz · Hace 8 días

Hace dos años eran 500.000. El año pasado eran 600.000. ahora... ¡¡¡800.000!!! ¿El año que viene serán 900.000? ¡Epa che! ¿Porqué esa necesidad de mentirle a la gente? ¿Por cuestiones turísticas? ¿Por cuestiones religiosas? ¿Para quedar bien con la Iglesia? Hagamos un poco de números... Salta tiene 600.000 habitantes, ¿no es cierto? A la procesión puede ir como máximo uno cada tres habitantes, ¿no es cierto? (y estoy siendo exagerado), o sea, 200.000 personas. Si a eso se le suma la gente que viene del interior (¿10.000?, ¿20.000?... y estoy siendo exagerado), estamos, con suerte, en 220.000 fieles. Si se lo ve por la cantidad de cuadras ocupadas (10 cuadras, exagerando) con 6 personas por metro (súper exagerando), la cantidad de fieles es... ¡¡¡la mitad!!! Entonces, dejen de mentir, por favor. ¡Dejen de mentirle a la gente! No se es más o menos creyente porque se le mienta un número. Sean objetivos de una vez por todas. Un evento como la procesión, y como cualquier otro evento, jamás puede tener mas concurrentes que la suma de todos los habitantes de la ciudad. ORGANIZADORES MENTIROSOS - GOBIERNO MENTIROSO - TRIBUNO SÚPER MENTIROSO.

Se está leyendo ahora